Abrumado por los nervios, el guatemalteco Sergio Sánchez no sobrevivió el sábado a la primera ronda de la competencia de tiro deportivo con pistola de aire a 10 metros de los Juegos Olímpicos.

"La pura verdad es que me temblaban las canillas al principio, nunca había competido a este nivel", comentó Sánchez a Associated Press al salir de la prueba. "Me sirvió para pasar el trauma y llegar mejor a mi siguiente prueba, de pistola libre el día 5" de agosto.

El atleta chapín dijo que la pistola libre de 50 metros es su fuerte, por lo que espera mejorar el rendimiento.

Sánchez quedó en el lugar 42 entre los 44 participantes, con un total de 565 puntos de 600 posibles. El atleta admitió que al final de la competencia volvió a sentir nervios cuando faltaban 10 minutos para la conclusión y aún no había completado los 60 disparos.

Dijo también no estar acostumbrado a competir en un polígono lleno de público que habla, grita y aplaude a lo largo de la disputa, lo que lo desconcentró.