Alejandro Falla volvió a complicarle la vida a Roger Federer.

Pero al igual que hace dos años en Wimbledon, el colombiano acabó perdiendo el sábado ante el número uno del mundo por 6-4, 5-7, 6-3 en la primera ronda del torneo olímpico de tenis.

Federer, gran favorito al oro, se vio obligado a utilizar lo mejor de su extenso reperterio de golpes para doblegar a Falla en 1 hora y 47 minutos.

Fue la sexta victoria de Federer sobre Falla en igual cantidad de enfrentamientos. El colombiano llegó a dominar por 2-0 al suizo en la primera ronda de Wimbledon 2010, pero el número uno del mundo acabó remontando.

En esta ocasión, Federer tampoco tuvo un partido fácil.

"Fueron dos partidos muy parecidos", dijo Falla. "Tenía que devolver bien para tener oportunidades y lo hice hoy, como lo hice en el 2010".

"Jugué bien. Estoy jugando bien y hay que seguir adelante", añadió.

En el primer parcial, Falla desaprovechó dos oportunidades de quiebre en el tercer game. Una de ellas tras un largo peloteo que el colombiano finalizó con un potente revés cruzado que se cayó afuera por milímetros, tal y como demostró el ojo de halcón.

Prueba de las dificultades que encontró Federer es que sólo pudo realizar un quiebre. Fue en el octavo game, que definió con una volea a media pista marca de la casa imposible de alcanzar para Falla.

El segundo set arrancó con un Federer más confiado. Con 5-3 en el marcador, el suizo desperdició tres pelotas de partido y comenzó a cometer errores. Falla consiguió anotarse cuatro games consecutivos para completar la remontada y llevarse el parcial.

"Fue un momento difícil y me puse un poco nervioso", admitió Federer. "Estaba confiado y jugando bien. Pero de repente pasé de estar a sólo tres puntos de ganar al partido a tener que disputar otro set más".

En el tercer y definitivo, Federer impuso su experiencia y se encumbró a la victoria con un quiebre de saque en el séptimo game.

"Los quiebres del primer y el tercer set se produjeron a la mitad del set", explicó Falla. "Ahí Federer jugó bien las bolas importantes. De haber aguantado, quizá podría haberse igualado el partido un poco más".

Falla señaló que la derrota le dejó un sabor agridulce.

"Me voy triste, porque perder es difícil siempre, en cualquier lugar y ante cualquier rival", dijo. "Pero era Federer, es el favorito y lo dí todo en la cancha".