Roger Federer inició el sábado la pelea por su primer oro olímpico en categoría individual con una trabajosa victoria sobre el colombiano Alejandro Falla en una jornada inaugural de tenis que se saldó con las sorprendentes eliminaciones de dos candidatos al podio, el checo Thomas Berdych y la australiana Samantha Stosur.

Novak Djokovic y el local Andy Murray, dos de los grandes favoritos en le pelea por el oro, debutarán el domingo. También lo hará Juan Mónaco, tras una mala jornada para el tenis argentino. Sólo Juan Martín del Potro consiguió avanzar a las segunda ronda tras las elimanciones tempranas de David Nalbandian --en individual y dobles, junto a Eduardo Schwank-- y de Carlos Berlocq.

En un Wimbledon diferente al habitual y mucho más colorido, Federer sufrió de lo lindo ante un Falla que se ha especializado en ponerle en apuros en Wimbledon. Lo hizo en 2010, cuando el colombiano llegó a estar 2-0, y lo volvió a repetir en los juegos.

"Fueron dos partidos muy parecidos", dijo Falla. "Tenía que devolver bien para tener oportunidades y lo hice hoy, como lo hice en el 2010".

El suizo, número uno del mundo, se impuso por 6-4, 5-7, 6-3. En el segundo set, Falla consiguió levantar tres pelotas de partido y acabó anotándose el set tras ganar cuatro games consecutivos.

Sin embargo, Federer se repuso en el tercer y definitivo set, que sentenció gracias a un quiebre decisivo con empate 3-3,

"He jugado varias veces contra Falla", explicó Federer. "Algunos partidos no han sido fáciles. Hoy tenía el partido encarrilado, pero no pude liquidarlo".

"Fue un momento difícil y me puse un poco nervioso", admitió.

El otro colombiano en la competición, Santiago Giraldo, sí logró el pase a segunda ronda tras doblegar por 7-5, 6-3 al estadounidense Ryan Harrison en poco más de una hora.

Giraldo se cruzará con un rival inesperado, el belga Steve Darcis, número 75 de la ATP, que dio la primera campanada al eliminar a Berdych, séptima raqueta del mundo.

"He jugado contra Giraldo en Munich sobre arcilla este año y perdí", explicó Darcis. "Pero estoy jugando bien y tengo confianza. Santiago (Giraldo) es un gran jugador y será difícil".

Uno de los problemas que acusó el checo fue el estado de las canchas de Wimbledon. El césped replantado hace tres semanas resultó más húmedo y resbaladizo de lo esperado y la imagen de los tenistas en el suelo fue una constante durante toda la jornada.

"Todos coincidimos en que las canchas están demasiado resbaladizas. De hecho, nunca había visto las canchas de esta forma desde que vengo a Wimbledon", explicó John Isner, quien avanzó a segunda ronda tras imponerse al belga Olivier Rochus. "Para una persona tan alta como yo es muy complicado".

Otra sorprendente eliminación fue la del español Fernando Verdasco, 14to. preclasificado, quien cayó por 6-4, 7-6 (9) ante el uzbeco Denis Istomin.

En su primera participación en unos juegos, el argentino Juan Martín del Potro superó la ronda inicial venciendo al croata Ivan Dodig por 6-4, 6-1.

La eliminación de Berdych ha despejado todavía más la llave de Del Potro, que tiene el camino teóricamente libre hasta cuartos de final, donde podría medirse al español David Ferrer.

"Hay figuras muy grandes luchando por hacer historia", explicó sobre el cuadro. "Nosotros somos una pequeña parte de todos ellos. También intentamos hacer historia nosotros. Hacer el camino despacio y disfrutar, que esto pasa muy cada tanto".

Del Potro fue la única buena noticia de un día aciago para Argentina. Nalbandian cayó ante Janko Tipsarevic por 6-3, 6-4 y Berlocq perdió frente al ruso Alex Bogomolov por 7-5, 7-6 (5).

Además, la pareja argentina en el dobles formada por Nalbandian y Shwank fue eliminada por los franceses Michael Llodra y Jo-Wilfried Tsonga por 6-3, 7-5.

"Ha sido un día triste para nosotros", admitió Nalbandian. "Sabíamos que podía pasar esto. El cuadro que nos tocó era durísimo y esas son las cosas que tiene el no estar de cabeza de serie".

"Al ser el cuadro más chico te enfrentas con mejores jugadores antes", agregó.

Mónaco se enfrentará el domingo al belga David Goffin.

En categoría femenina, la sorpresa la dio la española Carla Suárez, que eliminó a la australiana Samantha Stosur, quinta raqueta del mundo, en un martónico partido por 3-6, 7-5, 10-8.

"Son victorias que gusta tener y llevaba tiempo esperando algo así", explicó una radiante Suárez.

Entre el resto de favoritas, Serena Williams, Caroline Wozniacki, Ana Ivanovic y Kim Clijsters avanzaron a segunda ronda sin demasiadas complicaciones.

Los primeros enfrentamientos de dobles también depararon la eliminación de los británicos Andy y Jamie Murray a manos de la pareja austriaca formada por Jurgen Melzer y Alexander Peya por 5-7, 7-6, 7-5.

Los brasileños Marcelo Melo y Bruno Soares se deshicieron con más facilidades de lo esperado de los estadounidenses Isner y Andy Roddick por 6-2, 6-4.

Mientras que la otra pareja de brasileños formada por Thomaz Bellucci y Andre Sa pusieron en serios aprietos a los favoritos hermanos Mike y Bob Bryan, de Estados Unidos, que sudaron tinta para imponerse por 7-6, 6-7, 6-3.

El programa del domingo incluye el esperado debut en categoría individual del héroe local Murray, que se medirá al suizo Stanislas Wawrinka, y Djokovic, que se estrenará contra el italiano Fabio Fognini.

Las dos favoritas en categoría femenina también debutarán el domingo. La bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo se enfrentará a Irina Begu, mientras que la polaca Agnieszka Radwanska, segunda raqueta de la WTA, se las verá con la alemana Julia Goerges.

En el dobles, la pareja colombiana Santiago Giraldo y Juan Sebastián Cabal se enfrentarán a los croatas Marin Cilic e Ivan Dodig.