El entrenador de Francia, Vincent Collet, dice que enfrentar a Estados Unidos al comienzo del torneo olímpico de básquetbol de hombres es un duelo entre un niño y un titán.

Collet quizás sea un poco modesto al describir a su equipo como un niño, ya que cuenta con un plantel que incluye al astro de los Spurs de San Antonio, Tony Parker, además de otros jugadores de la NBA como Ronny Turiaf, Boris Diaw, Nicolas Batum, Kevin Seraphin y Nando de Colo.

Por supuesto, ninguno de ellos se acerca al nivel de las superestrellas estadounidenses, encabezadas por LeBron James, Kobe Bryant, Carmelo Anthony y Kevin Durant, que son los amplios favoritos para repetir el oro que conquistaron hace cuatro años en Beijing.

De todas formas, Francia podría ser el domingo una vara para medir el nivel de la más reciente encarnación del Dream Team.

Parker, el base francés que casi se pierde los Juegos por una lesión en un ojo, es el tipo de jugador que le puede ocasionar problemas a cualquiera con su capacidad para anotar y distribuir el balón.

"Empecé a entrenarme hace unos 10 días, así que no estoy al 100 por ciento", comentó Parker hace dos días. "Ni siquiera estoy cerca de estar en mi mejor condición física. Tuvimos una preparación terrible, pero vamos a tratar de hacer lo mejor posible".

Collet indicó que Francia tratará de bajarle las revoluciones al encuentro y de controlar los tableros.

"Somos el niño que se topa con un titán. Y cuando eres el titán, impones tu juego sobre tus rivales", indicó el timonel galo.

Los estadounidenses afirman que están preparados para cualquier estrategia que Francia quiera tratar.

"Es una gran prueba", indicó Anthony. "Vamos a enfrentar a unos jugadores que vemos todas las noches (en la NBA), y esos países los han juntado a todos igual que nosotros. Su meta principal es derrotar a Estados Unidos".

"Habrá algunas batallas".

Francia será sólo la primera. España, Argentina y Brasil también cuentan con suficiente talento no sólo para competir ante Estados Unidos, sino como para provocar alguna sorpresa.

Eso no sucedió hace cuatro años, cuando Estados Unidos aplastó a sus oponentes al ganar por al menos 20 puntos en cada uno de sus siete primeros encuentros, antes de apenas vencer 118-107 a España en la final. El entrenador estadounidense Mike Krzyzewski, quien también dirigió al plantel en Beijing, cree que el camino al oro no será un paseo.

"En general, los 12 equipos son más talentosos, más experimentados", indicó. "España está en su mejor momento, con 28, 29 (años). Brasil está por ahí. Creo que Rusia es muy bueno. Obviamente, todos dicen que Argentina es más vieja, pero su corazón y su talento no ha envejecido, sólo ha mejorado".

"Hay más equipos que sienten que pueden ganar la medalla de oro que en 2008".

España, el favorito para enfrentar a Estados Unidos en la final, abre fuegos ante China, mientras que Argentina juega contra Lituania. Brasil choca con Australia, Rusia con Gran Bretaña y Nigeria con Túnez.