España está obligada a ganar mañana a Honduras en Newcastle para seguir manteniendo sus aspiraciones de llegar a la segunda fase del torneo olímpico de fútbol masculino de Londres 2012, incluso como primera del Grupo D, a pesar de la derrota en el debut ante Japón.

El combinado dirigido por Luis Milla llega ya muy exigido al segundo compromiso olímpico después de una derrota sin paliativas el primer día, que al final fue por la mínima pero pudo ser por goleada.

Deberá mejorar mucho la 'rojita' y, sobre todo, recuperarse anímicamente de un varapalo que ha comprometido sobremanera su futuro en el torneo, que se presumía hasta cierto punto plácido dados los rivales que le habían caído en suerte y un calendario, a priori, difícilmente mejorable.

Pero ante la intensa y ejemplar en el esfuerzo selección nipona España se dio de bruces contra el suelo y ahora tiene que levantarse viendo que, si se clasifica, lo probable es que le espere Brasil, de inicio el gran rival para el oro, el cuartos de final.

No obstante, aún pueden ser primeros los de Milla, pero para eso no dependen ya de sí mismo. Y lo que debe hacer es ganar los dos partidos que le quedan, ante Honduras y Marruecos, dos equipos que le echaron una mano en la jornada inaugural empatando.

Aunque, a pesar del 2-2 final, fueron mejores los magrebíes que los 'catrachos'.

Milla, además, está obligado a hacer cambios. Y es posible que unos cuantos. Para empezar, no podrá contar el expulsado Íñigo Martínez, por lo que tendrá que retrasar otra vez a Javi Martínez junto a Álvaro Domínguez o echar mano de Alberto Botía.

Lo más factible es que retrase al capitán porque ello conlleva la entrada en el medio campo de Oriol Romeu, bajo cuya fortaleza el equipo español mejoró mucho en la última media hora.

Otras variaciones casi seguras son las entradas en el once titular de los jugadores del Athletic Club Iker Muniain y Ander Herrera. El delantero una vez superados los problemas físicos que aconsejaron que no jugase el primer partido y el segundo para dar creatividad a un medio campo huérfano de ella ante Japón.

Con David de Gea, Jordi Alba y Juan Mata seguros en la alineación, habrá que ver que decide Milla para el lateral derecho donde Martín Montoya, que no tuvo su día ante Japón podría dar paso a César Azplicueta.

También hay dudas sobre la tercera plaza en el centro del campo junto a Oriol Romeu y Herrera, puesto al que aspiran tanto Koke como Isco, ninguno demasiado afortunado ante Japón; y para la punta de ataque, donde el primer día Adrián López fue relevado para centrar a Rodrigo Moreno, que comenzó por la izquierda.

Enfrente, España tendrá a una Honduras con cierto sabor agridulce después de no aprovechar la oportunidad que se le presentó ante Marruecos en la segunda mitad, en la que dilapidó el 2-1 con el que había remontado el gol inicial magrebí y un cuarto de hora en superioridad numérica.

El peligro de los catrachos se llama Jerry Bengston, único bigoleador, por el momento, del campeonato. Además, su técnico, el colombiano Luis Fernando Suárez, parece decidido a fortalecer su entramado defensivo centrando la posición de su estrella, Maynor Figueroa, el jueves lateral izquierdo, y metiendo en el lateral derecho a Wilmer Crisanto.

Alineaciones probables:

España: De Gea; Azpilicueta, Javi Martínez, Domínguez, Jordi Alba; Oriol Romeu; Mata, Herrera, Isco, Muniain; y Rodrigo.

Honduras: José Mendoza; Wilmer Crisanto, Johnny Leveron, Maynor Figueroa, Orlín Peralta; Andy Najar, Alfredo Mejía, Roger Espinoza, Alexandre López; Jerry Bengtson y Mario Martínez.

Campo: St James' Park, en Newcastle (52.000 espectadores).

Hora: 20:45 CET/18.45 GMT (19.45 en horario local).