Para sus amigos, Neil E. Prescott era un "gigante gentil", un joven de un físico impresionante, con conocimientos de computadoras y electrónica y con un sentido del humor sarcástico, incluso mordaz, que las personas cercanas a él consideraban inofensivo.

Sin embargo, la policía dijo que no tuvo opción y tomó en serio cuando Prescott amenazó con ir a hacer un tiroteo en su lugar de trabajo y se refirió a sí mismo como "el guasón", comentarios que despertaron la alarma particularmente luego del ataque a tiros la semana pasada en un cine de Colorado durante el estreno de la película Batman.

El agresor de Colorado se tiñó el cabello de rojo y anaranjado y dijo que era el Guasón, en referencia al enemigo de Batman, informó la policía.

Prescott fue detenido el viernes en su departamento en Maryland, donde las autoridades encontraron miles de balas y unas dos decenas de fusiles semiautomáticos y pistolas, aunque no fue aclarado si pensaba cumplir las amenazas que hizo por teléfono a su jefe, dijeron las autoridades. Cuando la policía interrogó a Prescott, de 28 años, las autoridades dijeron que llevaba una camiseta que decía: "Las armas no matan a la gente. Yo sí".

Prescott dijo a un supervisor en la empresa de software y suministros postales Pitney Bowes que quería ver "los sesos (de su jefe) desparramados en la acera", según la policía. "Soy un guasón y voy a cargar mis armas y acabar con todo el mundo", dijo Prescott.

Las armas al parecer fueron adquiridas legalmente pero siguen siendo examinadas, dijo Mike Campbell, vocero de la Oficina de Control de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

Prescott es examinado por los psiquiatras en un hospital y no ha sido acusado de delito alguno.

No fue aclarado cuándo pensaba ejecutar la amenaza, pero la matanza de la semana pasada en Colorado junto con el comentario del "Guasón" — pusieron a la policía en alerta.

El sábado dos amigos dijeron a The Associated Press que no podían imaginar que Prescott, que estaba en proceso de perder su empleo o ya lo había perdido, quiso que lo tomaran en serio cuando supuestamente le dijo a un supervisor la amenaza. "Soy el guasón y voy a cargar mis armas y dispararle a todos el mundo", dijo Prescott.

"Neil acostumbra decir cosas fuera de lugar en el momento inapropiado, pero él cree que es gracioso, es bromista", dijo Wesley Weber, quien opina que a Prescott le gusta exagerar y "habla de más, pero no da el siguiente paso".

___

Los periodistas de The Associated Press Jessica Gresko y Brian Witte y la investigadora Judith Ausuebel contribuyeron a este artículo. Zongker colaboró en Washington.

Eric Tucker está en Twitter como http://twitter.com/etucker