El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, destacó hoy las protestas juveniles registradas en México contra cadenas informativas de ese país por una supuesta manipulación informativa en favor de uno de los candidatos presidenciales.

Se refirió a las marchas promovidas por el movimiento estudiantil "Yo soy 132", que demandó al Tribunal Electoral del Poder Judicial no validar el triunfo del candidato Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, como ganador de los comicios del pasado 1 de julio.

Dicho movimiento ha denunciado irregularidades en los comicios y ha criticado la supuesta manipulación informativa por parte de la prensa y en especial de la cadena Televisa en favor de Peña Nieto.

"Esa es una de las grandes luchas del siglo XXI y nos están dando ejemplo los jóvenes mexicanos al protestar contra una cadena de televisión que, a más de pasar día a día pura porquería para llenarse los bolsillos, descaradamente interfirió en las elecciones mexicanas", sostuvo Correa.

En su habitual informe sabatino, el mandatario ecuatoriano aseguró que las propuestas para regular los abusos de poderosas corporaciones informativas no es sólo una "lucha" en México, sino también en Ecuador, América Latina y el mundo.

"Eso es lo que no quiere la prensa acá", añadió Correa al referirse a la posibilidad de que entre en vigor el denominado "Código de la Democracia", que incluye regulaciones a la cobertura periodística en campañas electorales, entre otros asuntos.

Esa normativa se encuentra en estudio en la Corte Constitucional y ha sido criticada por varias cadenas de prensa, aunque defendida por el Ejecutivo.

La normativa ordena a los medios abstenerse de "hacer promoción directa o indirecta, ya sea a través de reportajes, especiales o cualquier otra forma de mensaje que tienda a incidir a favor o en contra de determinado candidato, postulado, opiniones, preferencias electorales o tesis políticas".

Los medios deberían hacer "las entrevistas que quieran, los reportajes que quieran, pero lo que no pueden hacer es campaña política por determinada tienda política o candidato, porque ese no es el rol de los medios de comunicación", remarcó Correa.

Además, dijo que en democracia "los electores no son los capitalistas que tienen dinero para comprarse una imprenta o heredar una imprenta, sino son ustedes los ciudadanos que tienen que elegir con base en información objetiva, veraz y contextualizada".

Esta es "una gran lucha que tenemos en el país y no sólo en el país, sino en América Latina y en el planeta, porque hay una contradicción fundamental (...) en los medios privados: Negocios con fines de lucro proveyendo de un derecho, el derecho a la comunicación", agregó el mandatario.

Se preguntó, ¿qué pasa "cuando (los grandes medios) tienen conflictos de intereses, cuando tienen que cumplir en garantizar ese derecho (a la información) o aumentar las utilidades de su negocio?".

"Por definición, lo que prevalece es lo segundo" y por eso esta "es una de las grandes luchas de nuestra era", agregó Correa y pidió a los jóvenes mexicanos "seguir sin miedo, así los acusen de atentar contra la libertad de expresión".

Con esa lucha "estamos atentando contra el bolsillo de unos cuantos empresarios que han hecho de la comunicación una vulgar mercancía. Que no los engañen queridos jóvenes y a seguir luchando", insistió el mandatario ecuatoriano.