El duelo de toma y daca de cuatro horas y 31 imparables se decidió con una última acometida de los Atléticos de Oakland.

Jemile Weeks pegó un sencillo productor que puso en ventaja a Oakland en una ofensiva de seis carreras en la novena entrada contra el cerrador del Juego de Estrellas, Jim Johnson, y los Atléticos derrotaron el viernes en la noche por 14-9 a los Orioles de Baltimore.

Gracias principalmente a Johnson, los Orioles tenían foja de 41-0 cuando iban arriba al término de ocho entradas. Quedaron 41-1 debido a que Johnson no pudo apuntalar la última remontada de su equipo.

Los Orioles iban abajo 5-0 en la segunda entrada y 8-6 en la octava pero remontaron en cada ocasión. Sin embargo, Baltimore no pudo frenar la gran novena entrada de Oakland.

"Fue como una pelea de pesos completos. Ambos equipos estaban trenzados en la lucha. Fue uno de los mejores partidos que he visto", dijo el piloto de los Atléticos, Bob Melvin. "Por supuesto que uno quiere estar en el extremo de los ganadores debido al gran esfuerzo invertido", apuntó.

Luego de que Baltimore anotó tres carreras en la octava a fin de irse arriba 9-8, Oakland tundió a Johnson (1-1) para sumar seis carreras con seis imparables y un pasaporte en la novena. Fue el tercer salvamento perdido de Johnson en 33 oportunidades.

"Me rezagué y entraron un par de pelotas", señaló Johnson. "Simplemente ocurrió. Evidentemaente no fue mi mejor día", agregó.

Johnson hizo el primer out en la novena antes de que Chris Carter y Brandon Inge consiguieran sencillos. Derek Norris empató la pizarra con un sencillo elevado y tras una base por bolas a Brandon Moss, Weeks pegó sencillo al izquierdo que puso a Oakland arriba en la pizarra definitivamente.

Coco Crisp siguió con un sencillo productor de dos carreras y Smith también remolcó dos carreras con un doble.

Chris Carter y Brandon Hicks pegaron cuadrangular por los Atléticos, que han ganado 12 de 14 encuentros, y Seth Smith empató un récord de su carrera con cinco carreras remolcadas.

Jerry Blevins (4-0) recibió el crédito de la victoria de parte del anotador oficial debido a que el cerrador de Oakland, Ryan Cook, fue ineficiente en la octava entrada.

En otro encuentro, los Yanquis de Nueva York derrotaron por 10-3 a los Medias Rojas de Boston. Raúl Ibáñez y Russell Martin pegaron cuadrangulares de dos carreras cada uno, Curtis Granderson coronó el partido en el octavo episodio con un gran slam.

Granderson y los aficionados que atestaron el Yankee Stadium dieron el viernes a Ichiro Suzuki una gran bienvenida al Bronx. Suzuki lució por primera vez el famoso traje de rayas de los Yanquis y tuvo que comprobar si era realidad.

"En Japón decimos tóquese la barbilla, para ver si algo es realidad o no, para ver si no estoy soñando", señaló Suzuki. "Así me siento ahora", señaló.

Phil Hughes (10-8) permitió tres cuadrangulares solitarios, pero casi nada más en siete entradas para ayudar a que los Yanquis vencieran a Boston por sexta ocasión en siete partidos de este año — el mejor inicio de campaña de Nueva York frente a los Medias Rojas desde que arrancó 6-0 en 1994.

En otros partidos de la Liga Americana, Toronto 8, Detroit 3; Chicago (Medias Blancas) 9, Texas 5; Minnesota 11, Cleveland 0; L.A. (Angelinos) 3, Tampa Bay , y Seattle 6, Kansas City 1.

En la Liga Nacional, San Luis 9, Chicago (Cachorros) 6; San Diego 7, Miami 2; Atlanta 6, Filadelfia 1; Pittsburgh 6, Houston 5; Milwaukee 6, Washington 0; Cincinnati 3, Colorado 0; Arizona 11, N.Y. (Mets) 5, y L.A. (Dodgers) 5, San Francisco 3, 10 innings.