Los taxistas de Londres realizaron una tercera protesta tras verse impedidos para circular en ciertos carriles de las avenidas, que se han destinado exclusivamente al tránsito de vehículos relacionados por los Juegos Olímpicos.

Originalmente, los taxistas tenían previsto comenzar su protesta en la esquina del Hyde Park de Londres a las 5:00 de la tarde (1600 GMT) del viernes, pero debieron adelantar tres horas su manifestación, ante las restricciones policiales impuestas de cara a la ceremonia inaugural de Londres 2012, que se realizaba por la noche.

Los conductores de los emblemáticos taxis negros de la capital británica están descontentos por el hecho de que no se les permita utilizar el llamado "carril olímpico", reservado para deportistas, dirigentes deportivos y dignatarios.

Los taxistas han realizado otras dos protestas, incluida una que paralizó el tráfico en la plaza del Parlamento.