Rusia negocia con Cuba, Vietnam y las Islas Seychelles del Océano Indico sobre la posibilidad de que alberguen navíos de guerra rusos, dijo el jefe de la Armada.

En comentarios divulgados el viernes, el vicealmirante Viktor Chirkov declaró a la agencia noticiosa estatal RIA Novosti que Rusia negocia establecer instalaciones de mantenimiento y suministros para barcos rusos en esos países, aunque no dio más detalles.

La única base naval que tiene Rusia fuera de la ex Unión Soviética es la del puerto sirio de Tarso. Una flotilla de barcos de guerra rusos, varios de ellos transportes de la infantería de Marina, navega rumbo a Tarso como muestra de apoyo a su aliado, al que Moscú protege de las sanciones internacionales y sigue suministrando armamento.

La declaración de Chirkov representa un cambio agudo en la posición rusa, que cerró la base naval de Cam Ranh Bay en Vietnam, establecida en la era soviética, y la de espionaje en Lourdes, Cuba, a principios del 2000 durante el primer mandato del presidente Vladimir Putin.

Además de los motivos financieros, la medida formó parte de los esfuerzos de Putin por mejorar las relaciones con Estados Unidos. Sin embargo, a pesar de ello las relaciones con Washington se deterioraron y Putin, reelegido en marzo a un tercer mandato, se ha mostrado ansioso por desafiar a la Casa Blanca.

Durante su campaña electoral, acusó a Estados Unidos de fomentar las protestas contra su mandato de 12 años con el fin de debilitar a Rusia y prometió fortalecer el poderío militar del país.