Muchos espectadores quedaron molestos y confundidos después que no pudieron entrar el viernes a las competencias preliminares del tiro con arco en los Juegos Olímpicos.

Las rondas preliminares no tenían boletos y miles de espectadores llegaron a la sede, en el famoso Lord's Cricket Ground, con la esperanza de ver las competencias sin pagar.

Un vocero del comité organizador dijo que no se promocionaron ni se vendieron entradas para las rondas preliminares, y señaló que "siempre dejamos muy en claro" que estas pruebas no estarían abiertas al público.

El equipo de Corea del Sur fijó un récord mundial, e Im Dong Hyun impuso otra marca. La ceremonia inaugural de los Juegos es el viernes por la noche.