El tránsito del goleador Teófilo Gutiérrez por diferentes equipos ha sido traumático y pese a que se daba como un hecho su regreso al Atlético Junior de Barranquilla, no se ha concretado.

Los motivos no se han precisado y su ausencia en los partidos contra Atlético Nacional por la Superliga se justificó con la supuesta falta de la transferencia internacional.

El delantero de 27 años, a su regresó de Buenos Aires con el gerente del Junior Héctor Fabio Báez, aseguró la semana anterior que había llegado a un acuerdo con Racing, propietario del 20% de los derechos deportivos.

Gutiérrez salió de ese club argentino al que había llegado en 2011 en medio de un conflicto con el guardavallas Sebastián Saja y fue cedido a Lanús de ese país.

Participó en dos encuentros de la Copa Libertadores y Lanús contempló la posibilidad de prolongar la permanencia pero la descartó cuando el jugador viajó a Barranquilla sin permiso.

Idéntico comportamiento tuvo cuando jugaba con el Trabzonspor de Turquía.

El presidente del Junior, Antonio Char, dialogó con Efraín Pachón hijo, representante de "Teo", y a continuación anunció que el regreso del futbolista seguía sin concretarse.

"Como están planteadas las cosas veo muy complicado que esto prospere... no sé hasta cuándo vamos a esperar", dijo a los medios y no entró en detalles.

"La última palabra la tiene el Junior", indicó Pachón el viernes a la edición electrónica del diario El Tiempo de Bogotá mientras Gutiérrez guardaba silencio.

Los derechos deportivos supuestamente estarían en manos de Pachón, un grupo inversionista, Racing y hasta Trabzonspor.