Los Hornets de Nueva Orleans consiguieron de los Suns de Phoenix al pívot cubano americano Robin López para que forme la línea de los hombres altos junto al ala-pívot novato Anthony Davis, seleccionado con el número uno en el pasado sorteo universitario de la NBA.

El traspaso de López fue posible por el acuerdo que lograron los Hornets, Suns y Timberwolves de Minnesota, que también participaron en el mismo.

Además de López, de 24 años, su compañero de equipo con los Suns el ala-pívot Hakim Warrick también lo acompaña a los Hornets, mientras que el equipo de Phoenix recibe a través de los Timberwolves al escolta-alero Wes Johnson y una primera selección del sorteo universitario.

Los Suns también reciben los contratos de los jugadores Jerome Dyson y el veterano pívot Brad Miller de los Hornets, mientras que los Timberwolves lograron tres selecciones de segunda ronda en el sorteo universitario.

López llega para ocupar el puesto de pívot titular de los Hornets que dejaron vacantes Omeka Okafor y Chris Kaman después que el primero fue traspasado a los Wizards de Washington y el segundo firmó con los Mavericks de Dallas como agente libre.

El pívot de origen cubano, que no tuvo suerte con las lesiones durante la pasada temporada, logro promedios de 5,4 puntos; 3,3 rebotes y 0,7 tapones en los 14 minutos que jugó por partido.

Warrick ha sido un trotamundos de la NBA desde que salió de los Grizzlies de Memphis, el equipo que lo eligió en el sorteo universitario, y sus promedios en las ocho temporadas que lleva dentro de la NBA son de 9,5 puntos y 4,1 rebotes.

"Queríamos llenar la posición de pívot y pensamos que Robin (López) encaja con nuestra estrategia (un jugador joven que tiene experiencia en la liga y tendrá la oportunidad de crecer y contribuir con nosotros)", declaró el gerente general de los Hornets, Dell Demps. "Nos da una presencia defensiva importante".