La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy las desapariciones de un reportero gráfico en México y una periodista en Colombia, y pidió acciones inmediatas a las autoridades de ambos países para dar con su paradero.

En el estado de Veracruz, "donde este año se ha registrado la mayoría de los asesinatos contra periodistas mexicanos", se reportó esta semana la desaparición del reportero gráfico Miguel Morales Estrada, cuyo paradero se desconoce desde el pasado 19 de julio, según una denuncia presentada por su esposa, informó la SIP.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Gustavo Mohme, del diario peruano La República, solicitó al Gobierno de México "actuar con diligencia en este caso y avanzar en las investigaciones de los asesinatos contra periodistas ocurridos en el país y que aún no gozan de justicia".

"La Unidad de Respuesta Rápida de la SIP en México conoció que de acuerdo con versiones de reporteros locales, Morales Estrada, quien cubre la sección policíaca para el Diario de Poza Rica, había recibido amenazas y enfrentado una situación de intimidación grave", indicó la organización.

De acuerdo con esas versiones, Morales Estrada el año "pasado fue sacado de su trabajo por hombres armados. Su familia dijo desconocer ese incidente".

Por su parte, la Procuraduría de Justicia de Veracruz emitió un comunicado en el que informó que el día de su desaparición el reportero gráfico había solicitado un permiso temporal al diario por "razones personales".

"El Diario de Poza Rica se publica en la zona norte de Veracruz y su sección policíaca registra fundamentalmente fotos ligadas a accidentes automovilísticos, riñas y detenciones por faltas al bando municipal. Morales Estrada también colabora con el periódico local Tribuna Papanteca", detalló la SIP.

La organización dijo que este año han sido asesinados en Veracruz cinco periodistas: la corresponsal de la revista Proceso, Regina Martínez Pérez (28 de abril), los reporteros gráficos Gabriel Huge, Esteban Rodríguez y Guillermo Luna (3 de mayo), y el editor de Milenio Xalapa, Víctor Báez Chino (14 de junio).

Mientras que en 2011 fueron ultimados otros cuatro periodistas en ese estado -tres de ellos del periódico Notiver.

Con respecto a Colombia, la SIP señaló que en el departamento colombiano de Arauca, en la frontera con Venezuela, sigue desaparecida desde el pasado 24 julio la periodista Elida Parra Alfonso, de la emisora Estéreo Sarare FM, de la ciudad de Saravena, donde dirige un programa sobre los derechos de los menores.

Medios locales informaron que ese mismo día "hombres vestidos de civil se llevaron de su vivienda" a la periodista y también a la ingeniera ambiental Gina Uribe.

Se desconoce si la desaparición de Parra Alonso está relacionada a su trabajo periodístico. Sin embargo, se informó que ambas mujeres trabajaban para un proyecto petrolero en esa zona del país, el oleoducto Bicentenario.

"Arauca ha registrado una alta presencia de grupos al margen de la ley", agregó la SIP.