El tribunal supremo de Israel aplazó por al menos tres semanas un programado desalojo de un asentamiento judío no autorizado en Cisjordania.

El tribunal dijo en una declaración el viernes que ha programado otra audiencia para que el estado presente argumentos contra la evacuación. Previamente, la corte había ordenado que el asentamiento de Migron fuese desmantelado para el 1 de agosto.

El asentamiento fue construido en tierra privada palestina, algo que está prohibido por Israel desde hace décadas.

El estado ha pedido demorar la operación hasta el final del mes sagrado musulmán del Ramadán, citando preocupaciones de seguridad de que una evacuación en ese período pudiera desatar choques entre colonos y palestinos. El tribunal vuelve a sesionar el 21 de agosto.

Migron se ha convertido en un símbolo del desafío de los colonos, pues sus residentes se han negado a abandonar el enclave.