Lewis Hamilton registró la vuelta más veloz durante la segunda sesión de prácticas del viernes para el Gran Premio Húngaro de Fórmula Uno, ratificando la superioridad que había demostrado en la sesión matutina.

La sesión vespertina fue interrumpida por la lluvia que comenzó a una hora durante la práctica de 90 minutos e hizo que el siete veces campeón mundial Michael Schumacher patinara con su Mercedes y embistiera un muro de contención de neumáticos.

Schumacher es considerado uno de los mejores pilotos en pistas mojadas, pero hace una semana tuvo un accidente similar bajo la lluvia mientras practicaba para el Gran Premio Alemán. Después del choque del viernes pareció ileso.

También podría llover el domingo durante la disputa de la carrera.

El tiempo de Hamilton con su McLaren de 1 minuto, 21.995 segundos, logrado antes de la lluvia, superó al de Kimi Raikkonen, de Lotus, por 0.185 segundo.

En la sesión matutina también había logrado el mejor registro de 1 minuto, 22.821 segundos superando el de Button por 0.101 segundo.

Hamilton y Button han ganado cada uno dos veces aquí y McLaren encabeza todos los equipos con diez victorias desde que empezó a disputarse el Gran Premio Húngaro en 1986. Fernando Alonso ganó en el 2003.

Hamilton, que tuvo que abandonar cerca del final del Gran Premio Alemán la semana pasada — su centésimo gran premio en F1 — no se mostró totalmente complacido.

"Ha sido un día muy positivo y estoy muy satisfecho", afirmó. "Pero todavía tenemos mucho que hacer. Los Red Bull se ven muy veloces y también el Lotus, y evidentemente la Ferrari, de modo que no nos sentimos cómodos".

"Vamos a seguir presionando", afirmó el piloto.

Después que chocó Schumacher, el equipo Mercedes dijo en Twitter que "Michael dio contra la cerca de neumáticas. Todo está bien... No el auto".

Schumacher explicó que "al embestir los neumáticos perdí el alerón frontal, pero creo que aparte de eso no hay nada dañado en el auto. Fue el tipo de incidente que ocurre cuando cae de pronto una lluvia sobre la pista seca. El auto se sentía bien hasta ese momento".

Los pilotos tienen una tercera práctica el sábado, una hora en la pista hasta el mediodía, antes de la clasificación que determinará el orden de largada en la carrera del domingo.

El autódromo Hungaroring es uno de los más lentos, con muchas curvas cerradas y poco espacio para pasar a los demás.

"Pasar a los otros es aquí muy difícil, si no imposible, y por eso es muy importante clasificarse bien", dijo Hamilton, que ganó el Gran Premio Húngaro en 2007 y 2009.

Su compañero de McLaren, Jenson Button, fue sexto en la práctica vespertina, uno de nueve pilotos dentro de un segundo de diferencia respecto del líder.

El campeón mundial Sebastian Vettel, de Red Bull, fue decimoquinto por la mañana y octavo por la tarde.

"Todavía hay mucho que mejorar", comentó Vettel.