El cantautor español Pedro Guerra, de gira por Latinoamérica, afirmó hoy en La Paz que la industria musical está en crisis y que los artistas están en peores condiciones que hace unos años, pero no por ello han dejado de crear buenas obras.

En entrevista con Efe en La Paz, Guerra dijo que la industria musical es la que, a su juicio "está mal" porque desde hace tiempo "arrastra" una crisis que se agravó con los actuales problemas financieros en Europa y sobre todo en España.

"La música es otra cosa, es un arte, una expresión, una forma de comunicación que, menos mal, no necesita para tener buena salud que la industria esté en buen estado. La gente va a crear y va a hacer música pase lo que pase", sostuvo Guerra.

"Yo sigo a muchos artistas por Twitter y veo que siguen en movimiento, se trabaja en peores condiciones que hace unos años, se trabaja menos y en peores condiciones, pero aún así la gente sigue activa, sigue trabajando y sigue haciendo cosas", agregó.

Guerra confió en que "tarde o temprano" haya un proceso de recuperación, aunque consideró que "las cosas no van a volver a ser como eran" y, por lo tanto, los músicos deberán adaptarse a la "nueva realidad".

Citó el caso de España, donde, a su juicio, se ha vivido "una situación inflada" en la economía, pero ahora, "en la nueva realidad", se tendrá que "abaratar todo" y los artistas podrán seguir trabajando pero deberán adaptarse a los cambios.

El cantautor cree que la recuperación será "difícil" porque, a su juicio, las medidas de recorte que se están aplicando "desde la clase política" no están "dando frutos" ni está haciendo que las cosas mejoren, por lo que "habrá que encontrar cuáles son las alternativas para salir de esto".

"Pero, insisto, cuando salgamos, aún así tendremos que reinventarnos en el mundo de la cultura, hacer las cosas de otra manera", añadió.

En este marco, la crisis no es ajena al repertorio de Guerra, en el que ha incluido canciones dedicadas al desempleo en España, que califica de "gravísimo" y otra que alude "a esta lógica de la clase política de mentir antes de las elecciones" para lograr rédito y luego hacer todo lo contrario a lo prometido.

Esa canción, según dijo, es "una crítica al Gobierno español actual, pero también al anterior" porque "tanto unos como otros han optado por gobernar para los mercados y no para la ciudadanía".

Con todo, Guerra insistió en que la música de trova "goza de buena salud" y prueba de ello es la gran cantidad de nuevos cantautores que han surgido en España y en Latinoamérica que, según dijo, vienen "como siempre: con mucha creatividad y haciendo cosas muy interesantes", aunque diferentes.

"La esencia de la música es la misma de siempre, pero es cierto que las nuevas generaciones, como es normal, tienden a utilizar tendencias más propias del tiempo en el que han crecido y vivido. Por eso, ahora te puedes encontrar cantautores que usan el hip-hop, el rock, el pop" u otros, lo que le parece "sanísimo".

Pedro Guerra llegó a Bolivia por primera vez para presentar en dos conciertos su nueva producción, "El mono espabilado", y está sorprendido por la cantidad de fanáticos que tiene y por la expectación que han generado sus presentaciones en este país.

En su criterio, eso se debe a que "América Latina es un territorio para los trovadores" porque esta música "se entiende mejor en estos países latinoamericanos que en Europa".

Destacó la música de Atahualpa Yupanqui, Violeta Parra, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, quienes han influido en su carrera.

La gira de Guerra continuará en Colombia y Venezuela, y en septiembre espera volver a Latinoamérica para presentarse en Perú, Ecuador, República Dominicana, México, Argentina, Chile y Uruguay.

Con el mejor material de estas presentaciones, más las que tenga en España, el cantautor editará varios volúmenes que saldrán a la venta en 2013, para celebrar sus 30 años de trayectoria.