El Gobierno de Cuba considera que el exceso de velocidad en una vía en reparación señalizada al efecto, la falta de atención al control del vehículo por parte del conductor y un frenazo abrupto causaron el accidente en el que murieron los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero.

"El equipo investigativo evaluó que Ángel Francisco Carromero Barrios (español) debió conducir a una velocidad promedio superior a los 120 kilómetros por hora y que fueron su falta de atención al control del vehículo, el exceso de velocidad" y frenar de "forma abrupta en una superficie resbaladiza", las causas del accidente, indicó el Ministerio de Interior cubano en una nota divulgada hoy.