La nueva estrategia de Defensa estadounidense centrada en la región de Asia Pacífico no ha sido articulada "adecuadamente" en función del presupuesto del Pentágono, según un informe difundido hoy por el Centro Internacional de Estudios Estratégicos (CSIS).

El Departamento de Defensa encargó el informe independiente a este centro de estudios, que ha sido enviado al Congreso para su análisis, que señala que "no hay un marco operacional duradero que guíe los esfuerzos" de la nueva estrategia.

"El Departamento de Defensa no ha articulado adecuadamente la estrategia de su planificación detrás de su postura de fuerza, ni ha alineado su estrategia con los recursos de forma que refleje la realidad actual del presupuesto", indica el documento.

El CSIS recomienda que tome medidas para fortalecer el Mando del Pacífico (PACOM) que se encarga de esa región y recoloque tropas estadounidenses de sus bases de Japón hacia otros puntos de la zona, así como su estrategia en Corea del Sur.

Estados Unidos "debe demostrar que está preparado y tiene la capacidad de luchar y ganar", indica el informe, que subraya que el cambio de estrategia en Asia "no es prepararse para un conflicto con China, sino preparar un ambiente para que ese tipo de conflictos nunca sea necesario".

El Gobierno estadounidense ha diseñado una nueva estrategia internacional volviendo la vista a Asia-Pacífico, ante la creciente influencia de China en la región y las tensiones en el Mar de China Meridional, sobre todo entre China y Filipinas por la soberanía de los atolones de Scarborough.