El grupo europeo de aeronáutica y defensa EADS informó hoy de un beneficio neto semestral de 594 millones de euros, lo que supone un avance del 445 por ciento respecto al beneficio de 109 millones de euros del mismo periodo de 2011.

En el segundo trimestre, su beneficio neto pasó de 121 millones de euros en 2011 a 461 millones en 2012.

La facturación de EADS, matriz de Airbus y Eurocopter, alcanzó los 24.934 millones de euros entre enero y junio, un avance del 14 % respecto a la primera mitad de 2011, y los 13.530 millones de euros en el segundo trimestre, lo que supone un incremento del 12 %.

El resultado bruto de explotación semestral (ebidta) de EADS avanzó un 47 %, hasta los 1.972 millones de euros.

Por divisiones, la filial aeronáutica Airbus fue el polo de actividad más importante del grupo, con un volumen de negocios de 16.246 millones de euros para la rama comercial (+15 %) y de 843 millones la militar (-13 %). Las ventas semestrales del fabricante de helicópteros Eurocopter alcanzaron los 2.771 millones de euros (+28 %), las de la marca aeroespacial Astrium los 2.661 millones (+13 %) y las de Cassadian 2.161 millones (+2 %).

Negativo fue el anuncio de un nuevo retardo en el Airbus A350, aparato que no entrará en servicio hasta el segundo trimestre de 2014, unos tres meses después de lo previsto, lo que supondrá una carga de 124 millones de euros para el grupo en el segundo trimestre del año.

En total, ese aparato que competirá con el Dreamliner 787 del estadounidense Boeing, ha sufrido ya un retraso de un año en llegar al mercado.

El volumen de pedidos de EADS en el primer semestre alcanzó los 28.248 millones de euros, un 51 % menos que en el primer semestre de 2011.

El grupo, que repartirá un dividendo de 0,60 euros por acción, ha elevado sus previsiones para el conjunto del ejercicio y cuenta con que su beneficio por acción sea de 1,95 euros y no de 1,85 euros, como había anunciado anteriormente.