El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy que "a los golpistas" de Paraguay y "al imperio yanqui les salió el tiro por la culata" con la entrada de su país al Mercosur, como "contraataque" al derrocamiento del presidente Fernando Lugo.

"Les salió el tiro por la culata a los golpistas del Paraguay y no a ellos nada más, porque ellos solamente son instrumento del imperio yanqui, que estuvo detrás de quienes se oponen, se opusieron, al ingreso de Venezuela al Mercosur", dijo el gobernante venezolano en un acto de entrega de créditos y viviendas.

El "imperio yanqui" actuó, "sin duda", a través de "la CIA y todos esos mecanismos que compran gente, chantajean y amenazan", añadió el jefe de Estado en el acto, transmitido en cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

Chávez confirmó que el próximo lunes viajará a Brasilia donde un día después se efectuará "el acto histórico de entrada" de su país en el Mercado Común del Sur (Mercosur) que asocia a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, tal como se decidió el pasado 29 de junio en la ciudad argentina de Mendoza.

Durante una cumbre presidencial celebrada ese día, Argentina, Brasil y Uruguay suspendieron a Paraguay debido a la destitución de Lugo y sellaron el ingreso de Venezuela como miembro pleno del Mercosur.

"Derrocaron lamentablemente a nuestro hermano el presidente Lugo, pero el contraataque fue fulminante: Venezuela al Mercosur. Además, estoy seguro de que el pueblo paraguayo, más temprano que tarde, retornará a la democracia", subrayó Chávez.

El ingreso de Venezuela fue aprobado hace años por los gobiernos de los cuatro países del Mercosur y sus respectivos parlamentos, a excepción del de Paraguay, cuyos legisladores "querían dinero" a cambio, dijo Chávez hoy al repetir la denuncia que efectúa desde la destitución de Lugo.

Los legisladores paraguayos alegaron que Chávez mostraba "posiciones antidemocráticas", pero en realidad el objetivo era otro, sostuvo.

"Un reducto muy sólido de la alta burguesía paraguaya convertido en senadores se opuso un año y otro año" y aunque "a mi no me lo dijeron, pero sí a Nicolás (Maduro, el canciller venezolano), querían dinero", insistió Chávez.

Los gobiernos de Mercosur aprobaron en 2006 el ingreso como miembro pleno de Venezuela al Mercosur, decisión que se mantuvo congelada por la negativa del Senado paraguaya a dar el visto bueno correspondiente.