Un papel en una telenovela colombiana dio fama temporal a Orianica Velásquez en su país. Ahora, la también futbolista busca otra vez el reconocimiento, pero en la cancha.

Para lograrlo, la delantera y sus compañeras deberán reaccionar de inmediato, pues Colombia cayó en su primer partido en Londres 2012, ante Corea del Norte en el Hampden Park. De no vencer en el segundo cotejo a las estadounidenses, favoritas para llevarse el oro, las colombianas tendrán un panorama muy complicado para seguir adelante en el torneo olímpico.

Velásquez, que cumple 23 años el 1 de agosto, se mudó de Bogotá a Estados Unidos en 2009. Estudia gestión de organizaciones de salud, becada por la Universidad de Indiana, e interpretó el papel de Betty en la telenovela "Juego Limpio", hace seis años.

"Cuando estaba en la secundaria, una de mis compañeras era actriz y apareció en un programa donde necesitaban a una futbolista, así que me pidieron participar", dijo. "Hice eso por un año y fui famosa por un tiempo, porque el programa se transmitía en la televisión nacional. Fue una buena experiencia y la gente todavía me reconoce".

"Pero lo que quiero es volverme famosa por segunda vez, con un buen desempeño en el fútbol", dijo el viernes.

Primero, Colombia deberá mejorar respecto de lo mostrado el miércoles ante Corea del Norte, que se impuso 2-0, en un partido en el que Velásquez no pudo hacer que se notara su presencia en la cancha.

"Creo que ésta es la oportunidad que tengo de mostrarme y dejar claro que Colombia es mejor de lo que hizo en ese primer partido", dijo. "Necesitamos los tres puntos".

Velásquez ha enfrentado antes a Estados Unidos. Ingresó de cambio durante el Mundial de 2011, en un encuentro que su equipo perdió por 3-0. Cuando ingresó, hizo un disparo de inmediato, pero el balón fue rechazado con los puños por la arquera Hope Solo.

Un buen paso para ganar esa popularidad que desea Velásquez sería dar la campanada y derrotar el sábado a las estadounidenses.

"Es emocionante tener la oportunidad de jugar contra Estados Unidos en los Juegos Olímpicos, creo que podemos ganar", expresó. "Tenemos que pensar que podemos hacer lo imposible, y jugar con esa creencia".