El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, recibirá el próximo lunes en Quito a Chiristine Assange, madre del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien ha pedido asilo a Ecuador tras haber revelado cables diplomáticos que molestaron a varios Gobiernos, especialmente al de Estados Unidos.

Así lo confirmó hoy la Cancillería ecuatoriana en un escueto comunicado en el que invita a los medios de comunicación a la cobertura del recibimiento que hará Patiño a la madre de Julian Assange.

El encuentro tendrá lugar en el Palacio de Najas, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Quito.

Ecuador estudia el pedido de asilo formulado por el fundador de WikiLeaks, quien permanece desde hace más de un mes en la Embajada del país andino en Londres, donde se refugió para evitar su extradición a Suecia.

Julian Assange es requerido por la justicia sueca que investiga presuntos delitos sexuales que se le imputan, aunque el australiano ha negado las acusaciones.

El fundador de WikiLeaks ha alegado una "persecución" en su contra para solicitar asilo a Ecuador, cuyo Gobierno ha reiterado que tomará una decisión "soberana" y apegada a su vocación "humanista".

Las autoridades ecuatorianas sopesan el riesgo denunciado por Assange de que sea juzgado por razones políticas y pudiera ser condenado a muerte, en el caso de ser extraditado a Estados Unidos, donde podría ser sentenciado por filtrar cables diplomáticos de ese país.

WikiLeaks divulgó desde 2010 miles de cables diplomáticos confidenciales que airearon métodos y prácticas cuestionables de muchos Gobiernos y que avergonzaron especialmente a Estados Unidos.

Esta semana, el periódico británico The Guardian informó de que el Gobierno de Ecuador preguntará a Estados Unidos si planea procesar a Assange por las revelaciones de su portal WikiLeaks.

En declaraciones a The Guardian, el abogado de Assange en Estados Unidos, Michael Ratner, dijo que estaba seguro de que su cliente había sido ya imputado secretamente por un gran jurado en Washington o que lo sería tras ser extraditado, y dudó de que su país informe a Ecuador de sus intenciones.

El fundador de WikiLeaks, de 41 años, fue detenido en Londres en diciembre de 2010, justo después de que su portal revelara miles de cables diplomáticos confidenciales de Estados Unidos.

El 19 de junio pasado, Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, donde espera la decisión sobre su petición de asilo.

"Tomaremos decisiones que no afecten nuestra relación con Gran Bretaña; puede ser que sean distintas de la posición que tenga el Gobierno británico, pero seremos prudentes para no afectar los Juegos Olímpicos", remarcó el pasado miércoles el canciller ecuatoriano.