El joven economista Axel Kicillof, uno de los funcionarios más consultados por la presidenta Cristina Fernández, fue designado el viernes responsable del manejo de inversiones en un área clave de la economía, como la hidrocarburífera.

Kicillof fue designado jefe de una comisión que coordinará un plan de inversiones en hidrocarburos a raíz de la reglamentación de la Ley de Soberanía Hidrocarburífera mediante un decreto publicado en el Boletin Oficial, que supone una mayor supervisión de la actividad de las petroleras y con ello una mayor concentración de poder en manos del funcionario.

"El Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas tendrá como ejes estratégicos el incremento y la maximización de las inversiones y de los recursos empleados en exploración, explotación, refinación, transporte y comercialización de hidrocarburos para garantizar el autoabastecimiento y la sustentabilidad de la actividad en el corto, mediano y largo plazo", señala el decreto firmado por Fernández.

Kicillof, de 41 años, secretario de Política Económica, fue el artífice de la expropiación en marzo de gran parte del paquete accionario que Repsol tenía en YPF, la principal petrolera argentina, lo que permitió al Estado quitarle el control a la empresa española. Al ejecutar esa medida, Fernández alegó la falta de inversiones de Repsol y la merma de la producción, además de la necesidad de lograr el autoabastecimiento energético.

La comisión a cargo de Kicillof establecerá los criterios para asegurar "precios comerciales razonables, que regirán las operaciones en el mercado interno" y "publicará precios de referencia de cada uno de los componentes de los costos y precios de referencia de venta de hidrocarburos y combustibles, los cuales deberán permitir cubrir los costos de producción ...y la obtención de un margen de ganancia razonable".

"Habrá que ver cuáles son los valores que se determinan, si generarán incentivos a la producción", dijo a The Associated Press Milagros Gismondi, economista jefe de la consultora Orlando J. Ferreres y Asociados.

"El problema es que al haber precios máximos (en el mercado local) por debajo de los internacionales muchas empresas eligen realizar exploración y explotación en otros países con precios liberados", afirmó.

Por otro lado, las empresas estarán obligadas "a suministrar la información técnica, cuantitativa y/o económica, conforme a las pautas que establezca" dicha comisión.

Deberán presentar un "plan anual de inversiones, incluyendo un detalle de sus metas cuantitativas en materia de exploración y exploración de hidrocarburos" e "informar sus planes de mantenimiento y aumento de reservas". La Comisión auditará el cumplimiento de dicho plan y puede imponer sanciones.

Daniel Bosque, director de la revista Enernews, dijo a la AP que "los empresarios presionados por el gobierno no van a decir nada, pero la lectura del decreto no es una buena señal, no solo por la figura de Kicillof que no les cae simpática, sino porque sugiere más regulación y la continuidad de una senda de precios políticos que son a los que las petroleras responsabilizan de la falta de inversiones".

Mediante otro decreto, Fernández dispuso que Kicillof será el encargado de ejecutar las políticas gubernamentales en las empresas en las que el Estado tiene una participación societaria y de determinar las inversiones con fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS).

La ANSeS heredó las acciones que tenían los fondos privados de pensión en decenas de empresas de distintos sectores tras la nacionalización del sistema privado de jubilación en 2008.

El gobierno eliminó en 2011 el límite accionario que tenía el Estado para hacer valer sus derechos en el directorio de las compañías en las que dicha ANSeS tiene una participación. De esa forma amplió su injerencia en una treintena de empresas privadas en las que ya poseía acciones, indicaron analistas.

El decreto señaló que sistema de seguridad social "debe entenderse como un bien público, cuya correcta administración reviste prioridad para el Estado, en cuanto opera como garantía de cobertura e inclusión social".

Según Gismondi, "un tema fundamental sobre los fondos del ANSeS es cómo (este organismo) va a garantizar el pago adecuado a los actuales y futuros jubilados...las jubilaciones son de bajo monto con una expectativa de inflación anual del 30%".

Días atrás Kicillof dijo que "es mezquino decir que los fondos deben ser para una sola persona. Más cuando el sistema privado (de jubilación) no funcionó". Consideró necesario que los fondos del sistema de seguridad se inviertan también en el sistema productivo.