Los agricultores costarricenses confirmaron hoy que preparan una gran marcha en San José el próximo martes para pedir una rebaja en el impuesto de bienes inmuebles, que grava sus tierras.

El secretario de la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Agricultores (Upanacional), Guido Vargas, manifestó a medios locales que esta será una de las protestas más numerosas que Costa Rica haya vivido en los últimos años, pues asegura que todo el sector agrícola está unido.

Según Vargas, esperan que al menos unas 10.000 personas participen en la protesta, que tendrá un recorrido desde el parque Central de San José hasta la Asamblea Legislativa, en las principales vías capitalinas.

Los agricultores piden a los congresistas que tramiten un proyecto de ley que reduce el cobro del impuesto de bienes inmuebles en un 80 % para los terrenos de uso agrícola.

De acuerdo con Vargas, actualmente a los terrenos para agricultura se les está cobrando impuestos de manera injusta, con las mismas tasas de otras actividades como vivienda, comercio e industria, lo cual amenaza seriamente la capacidad de pago del sector.

Vargas subrayó que no están pidiendo subsidios ni ayudas estatales, simplemente "justicia tributaria", pues no es justo que se apliquen las mismas tasas para productores grandes y pequeños, y para las diferentes actividades económicas.

La demanda de los productores agrícolas al Congreso es respaldada por el Ejecutivo.

La ministra de Agricultura y Ganadería, Gloria Abraham, ha señalado: "necesitamos que el sector agropecuario tenga un pago diferenciado por concepto de bienes inmuebles".

Por ahora los mayores opositores al proyecto de ley de impuestos diferenciados son los Gobiernos municipales, pues consideran que una rebaja sustancial afectará sus ingresos y por lo tanto las obras que pueden realizar.