Fuentes y monumentos de plazas porteñas que quedaron esta semana sin luz en Buenos Aires recuperaron hoy su iluminación, tras el compromiso del ayuntamiento porteño de abonar los 60 millones de pesos (13 millones de dólares) que adeuda a las distribuidoras, informaron fuentes oficiales.

El ministro de Hacienda de la ciudad de Buenos Aires, Néstor Grindetti, detalló en rueda de prensa que "para no seguir perjudicando a los vecinos" el ayuntamiento saldará "en cinco cuotas" la deuda con Edesur, propiedad de la española Endesa, y Edenor, controlada por la argentina Pampa Energía.

Grindetti especificó que el primer pago se realizará la próxima semana y que, tal y como exigen las eléctricas, la factura pasará a abonarse de forma mensual debido a que "los montos, sin subsidios, ahora se han hecho mucho más grandes".

Edesur, que suministra la electricidad del sur de Buenos Aires y su área metropolitana, dejó a oscuras monumentos porteños tan emblemáticos como el Obelisco y fuentes como la de las Nereidas, a orillas del Río de la Plata, o las de los parques Rivadavia y Centenario por el impago de una factura de 50,9 millones de pesos (11 millones de dólares), equivalente al monto de la subvención que el Estado nacional eliminó el pasado enero.

Edenor, a la que la alcaldía dirigida por el conservador Mauricio Macri debe nueve millones de pesos (1,9 millones de dólares), se sumó ayer al corte eléctrico y dejó sin luz más espacios públicos, como plaza Italia, los bosques de Palermo y el monumento a la Flor Nacional.

Grindetti advirtió que, pese al acuerdo, sigue en pie "el reclamo vía judicial por los subsidios" ya que la ciudad está siendo "discriminada" por una tarifa distinta a la del resto de las provincias en el alumbrado público.

El pasado noviembre, el Gobierno argentino comenzó una retirada escalonada de los subsidios energéticos y entre los primeros afectados incluyó a los residentes de los barrios más acomodados de la capital y al ayuntamiento porteño, que hasta ahora se había negado a hacerse cargo de la diferencia en la factura.