El grupo Volkswagen tuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 8.800 millones de euros, un 35,9 % más que en igual periodo de 2011, por las ventas y el efecto positivo de las opciones sobre acciones de Porsche.

Volkswagen, al que pertenecen, entre otras, las marcas Volkswagen, Seat, Audi y Skoda, informó hoy de que la ganancia operativa aumentó en el mismo periodo un 6,7 %, hasta 6.500 millones de euros.

Asimismo, la facturación mejoró entre enero y junio un 22,6 %, hasta 95.400 millones de euros.

El consejero delegado de la compañía, Martin Winterkorn, se mostró satisfecho con los resultados y dijo que "nuestra fuerte posición en los mercados internacionales nos permitirá afrontar el mercado en su conjunto, pese al desafiante entorno".