Algunas de las víctimas que luchan por sus vidas después de haber sido heridas en el tiroteo en un cine de Colorado podrían tener que enfrentar otro reto cuando salgan del hospital: enormes facturas médicas sin los beneficios de un seguro de salud.

Algunos ciudadanos, junto con Warner Bros., el estudio que lanzó la nueva película de Batman "The Dark Knight Rises", han aportado cerca de dos millones de dólares para ayudar a las víctimas, aunque no está claro cuánto de ese monto cubrirá los gastos médicos. Una familia está recaudando dinero en línea por su propia cuenta.

Y tres de los cinco hospitales que atienden a las víctimas dijeron el miércoles que van a limitar o eliminar por completo las facturas médicas.

Algunas de las víctimas, sin embargo, todavía tienen por delante una larga recuperación y los costos médicos derivados, sin seguro de salud. No hay una cifra exacta de cuántos de ellos carecen de seguro, pero las estadísticas sugieren que muchos podrían no estar cubiertos.

Casi uno de cada tres residentes de Colorado — cerca de 1,5 millones — o no tienen seguro médico o tienen una cobertura insuficiente, según un informe de 2011 elaborado por The Colorado Trust, un grupo que aboga para que todos tengan servicios de salud.

La mayor tasa de personas sin seguro se ubicó en los adultos de entre 18 y 34 años y muchos de los heridos en el tiroteo se encuentran en ese rango de edad.

Las autoridades estatales dijeron que no están seguras si algunas de las víctimas pueden optar por ayuda de emergencia de Medicaid, el programa gubernamental de asistencia médica para los pobres o discapacitados. Las víctimas también podrían recibir asistencia financiera de un programa estatal que ayuda a las personas heridas durante delitos, e incluye salarios no percibidos y terapia psicológica.

Entre las víctimas del ataque al cine que carecen de seguro está un aspirante a cómico de 23 años de edad, Caleb Medley, quien se encuentra en estado crítico debido a una herida en la cabeza y cuya esposa, Katie, dio a luz el martes a su primogénito, Hugo.

Su familia y amigos dijeron que se han fijado la meta de recaudar 500.000 dólares para cubrir las cuentas del hospital y otros gastos, y el miércoles ya habían recaudado más de la mitad de ese monto.

"Todo el dinero que se dona va directamente a Caleb, Katie y Hugo para ayudarlos con los gastos médicos, a que se pongan de pie, a colaborar con los artículos del bebé", dijo el amigo Michael West. "Cualquier cosa que necesiten".

___

La redactora de The Associated Press Lindsey Tanner en Chicago contribuyó a este despacho.

___

En internet:

http://calebmedley.com/help