Las bolsas asiáticas andaban en alza el jueves, en medio de esperanzas de que Europa va a darle a su fondo de rescates más poder financiero, aunque las ganancias fueron atemperadas cuando Corea del Sur reportó que su crecimiento económico se desaceleró a su paso más bajo en dos años.

Los mercado han sido sacudidos en los últimos días por temores de que España, la cuarta mayor economía en la zona del euro, pudiera necesitar un rescate similar a los de Grecia, Irlanda y Portugal.

Los ánimos fueron alentados por una sugerencia del estratega del Banco Central Europeo Ewald Nowotny de que el mecanismo Europeo de Estabilidad, el planeado fondo permanente de rescate de la zona del euro, pudiera recibir una licencia bancaria. Eso le daría la capacidad de tomar prestado del ECB, lo que sería de especial significado para España e Italia, pues el actual fondo no tiene suficiente dinero para rescatar a ambos países.

El avance en las bolsas asiáticas fue contenido por más evidencia de los efectos que la prolongada crisis europea está teniendo en Asia. Corea del Sur, la cuarta economía de la región, dijo que su crecimiento económico en el segundo trimestre se desaceleró a su nivel más bajo en dos años, lastrado por una baja en la demanda en China, el principal mercado de Sudcorea.

En Japón, el Nikkei 225 estaba arriba 0,3%, en 8.389,38 puntos; y en Hong Kong, el Hang Seng subía 0,2%, hasta 18.907,42. El Kospi sudcoreano aumentaba 0,5%, a 1.778,18. En Australia, el principal índice ganaba 0,4%, a 4.138,70. El Índice Compuesto de Shanghai subía 0,1%, a 2.139,15 puntos.

Wall Street tuvo una jornada mixta el miércoles, con los inversionistas considerando reportes de ganancias buenos y malos.

El Standard & Poor's 500 bajó 0,42 puntos — 0,03% — , hasta 1.337,89 puntos. El Dow Jones subió 58,73 puntos — 0,5% — , hasta 12.676,05. Eso puso fin a una declinación de tres días en el índice.

El crudo para entrega en septiembre estaba abajo 19 centavos, en 88,78 dólares por barril, en transacciones electrónicas de la Bolsa Mercantil de Nueva York. El contrato ganó 47 centavos el miércoles, para cerrar a 88,97 dólares.

En los mercados de divisas, el euro andaba con poco cambio, a 1,214 dólares. El dólar subió ligeramente, a 78,10 yenes.