El taekwondoín peruano Peter López tiene una meta clara para estos Juegos de Londres: cambiar la historia olímpica de su país.

López, de 30 años, se encuentra en sus segundos Juegos y quiere conquistar la que sería apenas la quinta medalla olímpica de Perú, que tiene tres de plata y una de oro.

"Quiero cambiar la historia olímpica de mi país, darle una medalla y ayudar a que las cosas comiencen a cambiar", dijo López el jueves luego de una sesión de entrenamientos.

El atleta nacido en Irvine, California, pero hijo de padres peruanos, podría estar encaminado a hacerlo. Ocupa el sexto lugar en el ranking mundial en la categoría de los 68 kilos y en los Juegos de Beijing hace cuatro años terminó en quinto.

"Mi país es mi motivación, todo el mundo me está apoyando y me impulsan a dar lo mejor de mí mismo", señaló el campeón de los Juegos Sudamericanos de 2010.

Su competencia está programada para el 9 de agosto, pero el peruano llegó con mucha antelación a Londres para estar aclimatado para la pelea.

"Llegué el viernes pasado porque sé que tengo que estar listo. Todos mis rivales son buenos, pero mi rival más complicado soy yo. Estoy entrenando duro en la parte física y mental y estoy apuntando al oro", agregó.

Su entrenador Christopher Martínez confía en el trabajo que se ha realizado con miras a Londres y cree que su pupilo debe subir al podio.

"Peter está en un buen momento y está listo para subir al podio. Hay rivales fuertes como el iraní Mohammad Bagheri o el turco Servet Tazegul", dijo Martínez.