Cerca del 70% de los ataques contra periodistas en México quedan impunes, en gran parte porque las autoridades no investigan adecuadamente los delitos, informó el jueves la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

La CNDH agregó que 82 periodistas han sido asesinados y que 16 han desaparecido desde el 2000. En ese periodo se han registrado 28 ataques contra oficinas o vehículos de los medios de comunicación.

Sin embargo, sólo se ha encausado a sospechosos en una quinta parte de los casos, y menos de uno de cada 10 ataques ha rsultado en sentencias para los perpetradores.

La Comisión dijo que tenía esperanza de que una nueva ley para proteger a los periodistas y activistas defensores de los derechos humanos ayude a reducir la impunidad.

Las cifras sobre los ataques varían. La fiscalía especial para la atención de delitos contra los periodistas dice que 67 periodistas fueron asesinados y 14 desaparecieron desde 2006.