Las japonesas ya no son las que viven más tiempo en el mundo, pues su longevidad se vio acortada en parte por el sismo y maremoto del año pasado, según un estudio gubernamental difundido el jueves.

Ahora la posición puntera en longevidad corresponde a las habitantes de Hong Kong.

El informe anual del Ministerio de Salud japonés indicó que la vida media de las japonesas cayó en el 2011 a 85,90 años de 86,30 el año anterior, debido principalmente a enfermedades y otras causas naturales. La vida media de los varones japoneses también bajó, de 79,55 años a 79,44.

El informe señaló que el sismo y el subsecuente tsunami, que provocaron la muerte de casi 20.000 personas, contribuyeron a disminuir el promedio de vida. Destacó que si no fueran tenidas en cuenta las muertes relacionadas con el desastre, la vida media sería mayor tanto para los hombres, de 79,70 años, y para las mujeres, de 86,24 años.

Empero, el promedio de vida de las residentes de Hong Kong — 86,70 años en el 2011 — seguiría siendo mayor que el del Japón incluso sin las muertes generadas por esos desastres, dijo el informe.

Entre las japonesas ha ido en aumento el suicidio, agregó el texto, otro de los factores contribuyentes al descenso en la estadística, aunque las enfermedades y otras causas naturales siguen siendo las más importantes.

Las autoridades indicaron que fue la primera vez desde 1985 que la media de vida de las japonesas ha quedado en segundo lugar.

El informe del ministerio, que en sus comparaciones utiliza estadísticas suministradas por otros países o las Naciones Unidas, destacó que las cifras internacionales son difíciles de comparar debido a las diferencias en los métodos de cálculo.