Un funcionario iraní de alto rango dijo que su país está listo para compartir "experiencia y capacidades" con el régimen del presidente Bashar al-Assad en Siria, informó una agencia noticiosa local.

El vicepresidente de Irán a cargo de asuntos internacionales, Alí Saidlu, describió a los dos países como naciones poderosas capaces de influir en la estabilidad regional y mundial, según un despacho divulgado por la agencia IRNA el miércoles por la noche.

Las declaraciones parecen reforzar el apoyo que le ha brindado Irán a su principal aliado en Oriente Medio, luego de que ha habido conjeturas de que el liderazgo iraní se debate sobre si debe continuar su apoyo al asediado Assad.

"Teherán está lista a brindar su experiencia y capacidades a la nación amiga y hermana de Siria", dijo Saidlu según lo citó IRNA después que se reunió con el viceprimer ministro de Siria, Omar Ibrahim Ghalawanji, quien visita Teherán con una delegación siria. Saidlu no dio detalles.

El general Masud Jazayeri, portavoz del Estado Mayor Conjunto de Irán, dijo el martes que el régimen de Assad tiene amigos en la región que están dispuestos a "golpear", una aparente referencia a fuerzas que incluyen grupos extremistas como Jezbolá en Líbano y Hamas en la Franja de Gaza.

Jezbolá, cuyos bastiones se encuentran a lo largo de la frontera con Siria, tiene una guerrilla fuertemente armada que pelea contra Israel, un adversario con alta tecnología. Jezbolá tiene vínculos ideológicos con el régimen teocrático de Teherán y desde hace mucho tiempo se beneficia del apoyo de Damasco.

Sin embargo, es improbable que Irán envíe fuerzas militares a Siria. El miércoles más temprano, el ministro de Defensa iraní, general Ahmad Vahidi, reiteró la postura de su país de no intervenir militarmente a favor de su aliado clave, pues Irán no tiene en la actualidad, dijo, "fuerzas militares en Siria" ni planes de enviarlas.

La televisión estatal informó que la delegación siria firmó acuerdos de cooperación sobre construcción de presas, una central eléctrica y el desarrollo de una red de electricidad. Recordaron proyectos de colaboración en los últimos años, como cuando Irán construyó varias fábricas de automóviles y plantas de cemento en Siria.

Ghalawanji dijo que Siria enfrenta desafíos graves como resultado de "sanciones crueles" impuestas por Estados Unidos, la Unión Europea y naciones árabes contra Damasco por su manejo cada vez más cruento del levantamiento que comenzó hace 17 meses, reportó IRNA.