Jerry Bengston marcó los dos goles con los que Honduras consiguió el jueves un empate 2-2 con Marruecos en su debut en el fútbol olímpico.

El delantero del Revolution de la MLS empató el marcador 1-1 a los 56 minutos al empujar un balón a bocajarro, tras un desborde de Maynor Figuera por la banda izquierda, y puso el 2-1 transitorio para Honduras a los 65 desde el punto de penal.

Abdelaziz Barrada abrió la cuenta por Marruecos a los 39 minutos con una linda volea, y Zakaria Labyad firmó el 2-2 a los 67.

"En el segundo tiempo movimos y tocamos mejor el balón", dijo el técnico hondureño Luis Suárez. "Tácticamente, la selección hondureña trata de practicar un fútbol total".

Marruecos terminó el encuentro con un jugador menos tras la expulsión de Zakarya Bergich a los 71, cuando vio la roja directa por pegarle una patada en la rodilla izquierda a Mario Martínez.

El resultado dejó a los hondureños con una sensación agridulce: "Fue un partido complicado, pero debimos haberlo ganado contra 10 jugadores", dijo el delantero Andy Nájar.

Honduras jugará su próximo partido contra España, y Marruecos enfrentará a Japón. Ambos encuentros serán el domingo en Newcastle.

"Vamos a necesitar ser más prolijos en defensa", dijo el mediocampista Roger Espinoza.

Suárez coincidió en que el empate no era el resultado que quería Honduras para mejorar sus posibilidades de clasificación en el Grupo D.

"Fue un resultado justo, pero esto hará más difíciles las cosas contra Japón y España", consideró. "No será fácil en este grupo tan peleado".