El Ejecutivo conservador búlgaro superó hoy una moción de censura presentada por la oposición de izquierdas por lo que considera un fracaso de la política de Justicia y la lucha contra el crimen organizado.

La moción fue respaldada por 72 diputados socialistas y del partido de la minoría turca y rechazada por 136 legisladores, por lo que quedó muy lejos de los 121 apoyos que precisaba para salir adelante, según informó la agencia Novinite en su página web.

La moción argumentaba que el Ejecutivo del primer ministro Boiko Borisov ha fracasado en todas las esferas de gobierno y, especialmente, en las áreas de derechos humanos, la separación de poderes, la independencia de la Justicia y el cumplimiento de los principios constitucionales.

El pasado 18 de julio la Comisión Europea (CE) instó a Bulgaria a profundizar las reformas para garantizar el Estado de derecho y mejorar la lucha contra la corrupción y el crimen organizado.

Esta es la quinta moción de censura que supera el Gobierno búlgaro desde que asumió el poder en julio de 2009.