El Gobierno de Ecuador preguntará a Estados Unidos si planea procesar a Julian Assange por las revelaciones de su portal WikiLeaks, informa hoy el periódico británico "The Guardian".

En un artículo en su página web, el "Guardian" dice que el Gobierno del país latinoamericano quiere obtener garantías de que no se ha iniciado en EEUU un proceso legal contra el informático o "una investigación que le identifica como objetivo y que luego pueda resultar en una petición de extradición".

Assange está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el pasado 19 de junio, a la espera de que este país decida si le concede asilo político, que pidió para evitar su extradición a Suecia.

El fundador de WikiLeaks, detenido en Londres en diciembre de 2010, perdió en el Reino Unido todos sus recursos contra su entrega a Suecia, que le reclama para interrogarle por presuntos delitos de agresión sexual que él niega.

Según Assange, si es entregado a Suecia corre el riesgo de ser posteriormente extraditado a EEUU, donde presuntamente se le busca por divulgar secretos de ese país en su famoso portal de internet y donde, si es acusado, podría afrontar la pena de muerte.

En declaraciones a "The Guardian", el abogado de Assange en Estados Unidos, Michael Ratner, dijo que estaba seguro de que su cliente había sido ya imputado secretamente por un gran jurado en Washington o que lo sería tras ser extraditado, y dudó de que su país informe a Ecuador de sus intenciones.

Mientras valora si conceder asilo al exhácker australiano, el Gobierno ecuatoriano ha establecido contacto diplomático con las autoridades del Reino Unido, EEUU, Suecia y Australia para buscar garantías de que no será extraditado a Estados Unidos, señala el "Guardian".

"El mal que Ecuador quiere evitar es la extradición (de Assange) a EEUU. Si hay maneras y vías de asegurar eso, creo que sería una solución justa", declara al periódico un asesor legal de la embajada ecuatoriana en la capital británica.

De momento, ni el Reino Unido si Suecia han contestado a las peticiones de Ecuador, señala el rotativo.

Por ley, cuando se acabasen los procedimientos legales en Suecia, Assange tendría 45 días para ir adonde quisiera, salvo si el Reino Unido declarara nula una cláusula de la ley británica que impide que una persona extraditada desde este país a otro sea justo después extraditada a un tercero.

Paralelamente, según dijeron al "Guardian" fuentes de la embajada ecuatoriana, Ecuador ofreció el miércoles formalmente a las autoridades suecas que interroguen a Assange en su legación diplomática en Londres, algo a lo que Suecia no ha respondido.

El fundador de WikiLeaks, de 41 años, fue detenido en Londres en diciembre de 2010, justo después de que su portal revelara miles de cables diplomáticos confidenciales de Estados Unidos. EFE