Costa Rica confía en que la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobará mañana un "robusto" Tratado sobre Control de Armas (TCA), que el país centroamericano ha impulsado por casi 15 años.

Luis Alberto Cordero, representante costarricense en las negociaciones llevadas a cabo en las últimas semanas en Nueva York, indicó en un comunicado que su país confía en que mañana se apruebe un acuerdo que permita reducir la cantidad de armas y municiones que circulan en el mundo, especialmente entre la población civil.

Cordero, quien es director ejecutivo de la Fundación Arias para la Paz, fundada por el expresidente costarricense y Premio Nobel de la Paz Óscar Arias, explicó que San José, junto con otro grupo de países, se han mantenido firmes en su petición de que el TCA sea un tratado "robusto, universal, exhaustivo, legalmente vinculante y fuerte en su alcance".

Esta posición es respaldada por Argentina, Australia, Finlandia, Japón, Kenia y el Reino Unido, quienes son reconocidos como los "Co Autores del TCA".

"Lamentablemente, también existen otros Estados que buscan diluir las obligaciones internacionales contempladas en este instrumento, lo cual podría contribuir a legitimar e incluso agravar las lagunas existentes en el control de las transferencias internacionales de las armas convencionales", expresó Cordero.

El activista llamó la atención sobre la importancia de controlar el comercio de armas al recordar que "en el caso de América Latina, el 75 % de los homicidios son cometidos con armas de fuego según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)".

Para Cordero, la tragedia ocurrida la semana pasada en Colorado (Estados Unidos), donde un joven mató a 12 personas durante la exhibición de una película en un cine, es un "ejemplo claro de la importancia de implementar un Tratado sobre Comercio de Armas para el mundo".

"Es evidente que todos los conflictos se agravan y que la violencia aumenta por el fácil tráfico de armas, por lo que es más que necesaria una regulación efectiva al comercio internacional que sea aplicable en todos los países", subrayó.

Este tema ha estado en discusión durante todo julio en la ONU, pues en la actualidad no hay reglas internacionales legalmente vinculantes sobre el comercio global de armas convencionales.

Entre las armas a regular, el borrador incluye las pequeñas y ligeras como ametralladoras, pistolas y rifles de francotirador.

También armas convencionales como buques de guerra o sistemas de artillería de gran calibre, pero no incluye otro tipo de armamento como los aviones militares no tripulados (Predator Drones).