Al menos cuatro obuses disparados desde el territorio sirio cayeron hoy en áreas del norte del Líbano, sin causar víctimas, informaron a Efe fuentes policiales.

Los proyectiles impactaron en las aldeas fronterizas de Kawacha, Rabadia, Sayeidat Monye y Arida, donde dañaron dos viviendas próximas al límite con Siria.

Estos incidentes ocurren en medio de una polémica entre Beirut y Damasco, que se acusan mutuamente de violar las fronteras.

Ayer, el ministro libanés de Asuntos Exteriores, Adnan Mansur, dirigió un memorándum al embajador sirio en el Líbano, Ali Abdel Karim Ali, en el que instaba a que "se eviten y no se repitan" las violaciones cometidas por las tropas sirias contra la soberanía libanesa.

La situación de seguridad en el Líbano se ha deteriorado en los últimos meses, en los que ha habido secuestros, ataques de las fuerzas sirias al otro lado de la frontera y enfrentamientos armados entre detractores y seguidores del presidente sirio, Bachar al Asad, en la ciudad norteña libanesa de Trípoli y en la capital, Beirut.

Siria acusa a "grupos terroristas" de organizar desde el Líbano ataques contra sus tropas y enviar armas a los insurgentes.