El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reconoció hoy que las Naciones Unidas fracasaron en su misión de proteger a Srebrenica, y que ahora deben evitar cometer la misma falta en otros conflictos.

"Debemos aprender la lección de Srebrenica para impedir nuevas matanzas en el mundo", dijo Ban en el Centro memorial de Potocari, donde reposan los restos de las víctimas del genocidio de julio de 1995 en Srebenica.

Agregó que para un secretario general de Naciones Unidas no hay lugar más triste que visitar el citado centro, donde Ban hizo una ofrenda floral.

En esta visita para rendir homenaje a las víctimas del crimen, el más alto funcionario de la ONU visitó también el muro en el que están inscritos los nombres de 8.372 personas.

"Aquí estoy con tristeza y lástima. Compartimos el dolor. Expreso mi profundo respeto a las víctimas. Compartimos el sentimiento con sus familias. Digo a todos que el mundo entero está con ellos", indicó.

El Centro memorial de Potocari, en las inmediaciones de Srebrenica, alberga los restos de 5.837 víctimas de unos 8.000 varones musulmanes asesinados después de que las tropas serbobosnias conquistaran ese enclave del este bosnio el 11 de julio de 1995, pocos meses antes del fin de la guerra bosnia.

Srebrenica era entonces zona protegida de la ONU.

Ban hizo estas declaraciones en el centro memorial de Potocari después de que ayer, al dirigirse a los diputados del Parlamento bosnio, recalcara que la ONU no logró impedir el genocidio en Srebrenica y lanzase un llamamiento al mundo para que se una a fin de detener el sangriento conflicto en Siria.

Bosnia es la última escala de Ban en una gira balcánica de siete días, que le llevó también a Eslovenia, Croacia, Montenegro, Serbia, Kosovo y Macedonia.