La cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó en 35.000 y se ubicó la semana pasada en 353.000, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Esta fue la tercera semana de vaivenes en el número de solicitudes, causados habitualmente en cada verano cuando las fábricas de vehículos automotores despiden trabajadores por períodos cortos mientras proceden a limpiezas y cambios de herramientas y equipos.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, que puede ser un indicador más claro de la tendencia, bajó en 8.750 y se ubicó en 367.250, indicó el informe del gobierno.

La cifra de personas que percibían el subsidio pagado por los Estados disminuyó en 30.000 en la semana que terminó el 14 de julio y quedó en 3,29 millones.

El subsidio por desempleo cubre, habitualmente, hasta 26 semanas pero desde 2008 y frente a la peor recesión en casi ocho décadas, el Gobierno Federal ha instituido programas que extienden la cobertura, en algunos casos, hasta por 90 semanas.

En la semana que terminó el 7 de julio la cifra de personas que percibían algún tipo de subsidios subió en 280.405 y quedó en 6 millones, informó el Departamento de Trabajo.