El nuevo jugador de los Rockets de Houston, el pívot turco Omer Asik, anunció hoy en su presentación que su objetivo es triunfar en la NBA.

Asik, de 26 años, jugará con el número 3.

Dijo que desde que entró en el mercado de los agentes libres con restricciones tuvo claro que su próxima meta era ser titular.

"Es una gran oportunidad para mí", declaró el exjugdor de los Bulls de Chicago, que tuvo una presentación menos multitudinaria que la ofrecida a su nuevo compañero, el base Jeremy Lin.

Asik, quien fue el reserva de lujo de los Bulls, es considerado como uno de los jugadores más talentosos de la NBA por los directivos de los Rockets, que lo tentaron con una oferta de 8,4 millones de dólares por temporada.

Los Rockets y Asik admitieron que los promedios del jugador desde que llegó hace dos temporadas a la NBA con los Bulls no reflejan su verdadera valía. En su defensa debe recordarse que sólo ha jugado 14,7 minutos por partido.

Asik afirmó que su capacidad ofensiva es mucho mejor de lo que muestran las estadísticas y garantizó que los planes de desarrollo como profesional de cara al futuro se centran en esa faceta.

"Soy consciente que en estos momentos la ofensiva es vista como una parte que falla en mi juego, pero tengo confianza en mí que puedo mejorar muchísimo", destacó.

Admitió que antes salía al campo para cumplir lo que le pedía el técnico. "No tengo ninguna duda de que puedo mejorar muchísimo y sorprender con el juego que desarrolle en el campo cuando sea titular y reciba más minutos", subrayó.

Elogió a su nuevo entrenador, Kevin McHale, a quien calificó como "una leyenda de la NBA como jugador alto y dominante bajo los aros".

Los directivos de los Rockets y McHale consideran que Asik será un buen socio para acompañar a Lin en el sistema de ataque denominado 'pick-and-roll'.

El vicepresidente de los Rockets, Sam Hinkie, que acompañó a Asik en la presentación ante la prensa, dijo que el turco es uno de los pivotes jóvenes de la NBA que mejor defiende y protege la canasta, además de poder buscar rebotes en ambas.

"Lo ha demostrado en su carrera profesional, primero en Europa, con el equipo nacional de su país y en las dos últimas temporadas con los Bulls dentro de la NBA", subrayó.