El flamante fichaje de Chelsea tendrá un papel estelar para ayudar a Brasil a ganar su primera medalla olímpica de oro en el fútbol de hombres.

Oscar usará el "10" de la "Verdeamarela" y estará a cargo de manejar el mediocampo de Brasil durante los Juegos Olímpicos de Londres.

El volante de 20 años, quien se considera un "armador moderno", es la más reciente sensación brasileña que pasa al fútbol europeo.

Las expectativas sobre Alex son tan grandes en Brasil que es considerado como uno de los futbolistas que tiene un puesto asegurado en la selección que será anfitriona de la Copa del Mundo de 2014.