La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo hoy al primer ministro británico, David Cameron, que quiere aprender del éxito de la organización de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, de cara a los que se celebrarán en Río de Janeiro en 2016.

El primer ministro británico dio la bienvenida a la presidenta brasileña en la puerta de su residencia oficial del 10 de Downing Street, donde mantuvieron una reunión centrada principalmente en la crisis económica mundial y la de la eurozona, según revelaron fuentes de la delegación de Brasil.

Sin embargo, la visita de Rousseff, que durará hasta el próximo sábado, se centra sobre todo en Los Juegos Olímpicos de Londres, a cuya inauguración asistirá como presidenta del país que los acogerá en su próxima edición, que se celebrará en 2016 en Río de Janeiro.

"Nuestra intención es aprender lecciones, la exitosa experiencia del Reino Unido", reconoció la presidenta al ser recibida por Cameron.

Señaló que "este es un momento especial para las relaciones entre los dos países" por el hecho de que Brasil vaya a albergar los próximos Juegos Olímpicos.

En este sentido, el primer ministro británico dijo que los Juegos son "una gran oportunidad para la cooperación" entre Reino Unido y Brasil.

"Obviamente vamos a poder hablar de una amplia variedad de asuntos, como las relaciones comerciales y diplomáticas, pero también sobre las Olimpiadas aquí en Londres y las siguientes que se celebrarán en su país", comentó Cameron.

Durante sus cuatro días en Londres, la agenda de la presidenta brasileña estará repleta de actos en los que aprovechará para promover Brasil como un destino turístico también de cara al mundial de 2014 que se celebrará en ese país.

Rousseff inaugura hoy en Londres la Casa de Brasil y mañana visitará en Museo de la Ciencia, donde el científico Stephen Hawking le hará de guía y se reunirá con el líder opositor laborista, Ed Miliband.

La presidenta brasileña asistirá el viernes la recepción que la reina Isabel II de Inglaterra ofrece en el Palacio de Buckingham a los jefes de Estado que asisten esa noche a la inauguración de los Juegos Olímpicos.

Junto a Rousseff han viajado a Londres una amplia comitiva que incluye a la ministra de Comunicación Social, Helena Changas; el Deportes, Aldo Rebelo, y el de Exteriores, Antonio Patriota.