Los médicos del sector público de Honduras levantaron un paro de labores de dos días, tras lograr el compromiso del Gobierno de un ajuste salarial y pagar los sueldos atrasados, informó hoy una fuente oficial.

El ministro hondureño de Salud, Arturo Bendaña, dijo a periodistas que la noche del martes fue "logrado un acuerdo con los médicos", quienes se comprometieron a retornar hoy a sus labores y reprogramar las cirugías canceladas.

Bendaña indicó que el paro de los médicos concluyó ante el compromiso del Gobierno de iniciar un ajuste salarial y el pago de salarios atrasados a partir de agosto.

El paro se dio, según los médicos, por el incumplimiento del Gobierno a un ajuste salarial y al pago de los salarios atrasados a unos 2.500 galenos que trabajan en los 28 hospitales públicos de Honduras y los 256 centros de salud públicos del país.

El presidente del Colegio Médico de Honduras, Elmer Mayes, dijo escuetamente a Efe que "el paro concluyó", por lo que los galenos reanudaron hoy sus labores.

La enfermeras auxiliares de Honduras, unas 2.600, también finalizaron anoche un paro que ya cumplía 29 días, tras lograr el compromiso del Gobierno de crear 100 plazas de enfermería y habilitar otras 145 que estaban congeladas por falta de presupuesto.

Asimismo, los maestros del sector público terminaron ayer un paro que mantuvieron durante dos días.

Unos 500 fiscales del Ministerio Público de Honduras, por su parte, realizan por segundo día consecutivo un paro progresivo para exigir un incremento salarial que debió ser efectivo desde enero pasado.

El paro de hoy será de seis horas, de las 08.00 a las 14.00 hora local (14.00 a 20.00 GMT), mientras que a partir de mañana lo prolongarán dos horas diarias hasta llegar a las 18.00, dijo a periodistas el fiscal Gustavo Perla.