Los internautas de Pekín han colgado en la red "mapas de inundaciones" en los que señalan los puntos peligrosos de la capital en caso de tormenta y otras iniciativas, mientras que critican al gobierno municipal su falta de previsión ante las inundaciones que recientemente causaron 37 muertos.

Según indica hoy la prensa oficial, algunos usuarios han colgado en foros y redes sociales esos mapas con las zonas de peligro en caso de fuerte temporal, como el que sufrió la capital china el pasado sábado, el peor en 60 años, en el que 25 personas perecieron ahogadas.

También circulan vídeos dando consejos sobre qué hacer en caso de quedar atrapado dentro de un automóvil rodeado de agua, por ejemplo usar el reposacabezas como martillo para romper el parabrisas.

El pasado sábado, un conductor perdió la vida atrapado en un vehículo, tras haber intentado sin éxito romper uno de los cristales del auto con su propia cabeza.

Las iniciativas espontáneas de los ciudadanos se producen cuando la ciudad ha declarado la alerta amarilla por las lluvias, que según los meteorólogos volverán a afectar a la capital mañana, jueves.

Muchos internautas acusan al consistorio pequinés de no haber informado lo suficiente a los ciudadanos sobre los peligros de las lluvias del pasado sábado, y otros recuerdan que mientras la ciudad ha construido costosos rascacielos, se ha olvidado de modernizar su obsoleto alcantarillado.

Además, como suele ocurrir en desastres con un gran número de víctimas en China, circulan en internet rumores asegurando que el Gobierno local oculta el verdadero número de fallecidos, que algunos cifran en cientos.

El Ayuntamiento pequinés se ha aprestado a desmentir estos rumores, señalando que la cifra de fallecidos se mantiene en las 37 que se informaron el fin de semana, y asegurando que la ciudad no repetirá los errores de 2003, cuando ocultó información sobre la epidemia de Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SRAG) que entonces afectaba la ciudad.

En aquella crisis municipal, el entonces alcalde de la ciudad, Meng Xuenong, fue destituido, mientras que en esta ocasión Guo Jinglong, quien ahora ocupaba este puesto, acaba de dejarlo hoy mismo.

En esta ocasión, sin embargo, debe tenerse en cuenta que Meng fue ascendido hace varias semanas a secretario general del Partido Comunista de China en la ciudad, por lo que su retirada de la alcaldía estaba prevista antes de esta catástrofe natural.

Las tormentas, que también afectaron otras zonas del país (en total produjeron 111 muertos y decenas de desaparecidos), causaron escenas dantescas en una de las principales carreteras del país, la que une Pekín con Hong Kong, cruzando el país de norte a sur.

Imágenes de los medios muestran decenas de vehículos flotando en zonas de esta carretera cortadas por el agua a las afueras de la capital china.