El Consejo de Seguridad de la ONU informó hoy que ha levantando las sanciones que desde 2001 pesaban en contra de 17 liberianos cercanos al expresidente de ese país africano Charles Taylor, entre los que aparecen algunos exministros y dos exesposas.

Los quince, bajo la presidencia en julio de Colombia, tomaron esa decisión por recomendación del comité sobre las sanciones en Liberia.

Las sanciones sobre esas 17 personas se adoptaron hace once años y supusieron la congelación de sus activos y la prohibición para viajar fuera de su país.

El Tribunal Especial para Sierra Leona (TESL, con sede en La Haya) condenó el pasado 30 de mayo al expresidente Taylor a 50 años de cárcel por su complicidad en crímenes de guerra cometidos en Sierra Leona.

Los jueces consideraron que Taylor -que ha recurrido su sentencia- instigó, a cambio de diamantes, a la comisión de crímenes "atroces" por el grupo rebelde de Sierra Leona (RUF) durante la guerra civil que asoló a ese país entre 1991 y 2002.

En la lista de personas que ven ahora levantadas esas sanciones aparecen sus exesposas Agnes Reeves Taylor y Jewel Howard Taylor, así como antiguos colaboradores y ministros que prosiguen su carrera política en Liberia como su exministro de Información, Reginald Goodridge, o sus exconsejeros económico y de seguridad, Emmanuel Shaw y John Richardson, respectivamente.

Igualmente aparecen en esa lista los nombres de otras personas cercanas a Taylor como Adolphus Dolo, Belle Dunbar, George Dweh o Victoria Reffell, así como Sampson Gwen o Maurice Cooper, entre otros, aunque estos dos últimos ya han fallecido.