Varias fuentes de plazas en la zona sur de la capital argentina quedaron sin luz desde el lunes debido a una falta de pago de la alcaldía de Buenos Aires, que no aceptó abonar a la eléctrica Edesur el coste de la subvención que el Estado nacional eliminó en enero, informaron hoy fuentes de la empresa.

El corte se produjo en las fuentes de varias plazas iluminadas por la eléctrica Edesur, que cubre la zona sur de la capital y su área metropolitana, la cual reclamó al ayuntamiento una deuda de 50,9 millones de pesos (11 millones de dólares), equivalente a los subsidios que el Estado argentino hubiese aportado desde enero.

Los cortes de energía afectaron a la iluminación de varias fuentes de Buenos Aires, como la de las Nereidas, en la orilla del Río de la Plata, las de las plazas de Almagro, Irlanda y Arenales, o las de parques porteños como el Centenario y el Rivadavia.

"Los cortes seguirán" mientras "no haya avances en el pago de la deuda", aseguró a Efe la portavoz de Edesur, Alejandra Martínez, que no descartó nuevas restricciones en el servicio en oficinas o monumentos, aunque aclaró que los cortes no afectarán a domicilios particulares.

Por su parte, el ministro porteño de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, aseguró que la capital argentina está siendo "discriminada" por una tarifa "diferenciada al resto de las provincias" en el alumbrado público, situación que han denunciado judicialmente.

El ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, también se pronunció sobre el asunto en Caracas, donde se reunió con el Gobierno venezolano para llevar a cabo acuerdos en el sector petrolero.

"El problema no es el subsidio, sino que la ciudad no paga la cuenta", aseguró De Vido en una rueda de prensa en la capital venezolana.

La compañía Edesur, propiedad de la española Endesa, registró pérdidas en el primer trimestre de 2012 de 140,6 millones de pesos (31,4 millones de dólares), y se encuentra supervisada desde el pasado 12 de julio por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre) argentino.

También hoy, el gobierno de la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país, anunció un incremento medio de las tarifas de electricidad del 20 por ciento a partir de este mes de julio, en varias empresas que operan en ciudades bonaerenses, entre ellas la capital, La Plata.

La subida, que no afecta a Buenos Aires ni a su área metropolitana, supondrá un incremento en la factura de la luz de 7 pesos al mes para más de 2 millones de usuarios y está motivada por el incremento de los costes desde 2001, según fuentes provinciales.

La provincia de Buenos Aires, gobernada por el peronista Daniel Scioli, ha acusado durante los últimos meses problemas de financiación que provocaron protestas de funcionarios por el pago del salario complementario, que fue abonado la semana pasada con fondos estatales.