Los Dodgers de Los Angeles adquirieron los servicios del dominicano Hanley Ramírez, ex campeón de bateo de la Liga Nacional, procedente de los Marlins de Miami, en un acuerdo de canje que involucra a varios peloteros.

Es el segundo canje relevante que realizan en el último par de días los Marlins, que han sido una decepción en esta temporada.

Los Marlins anunciaron el acuerdo el miércoles durante una conferencia de prensa antes de su juego contra los Bravos de Atlanta.

Los Dodgers obtendrán también al relevista Randy Choate, mientras que los Marlins recibirán al lanzador Nathan Eovaldi y al lanzador de ligas menores Scott McGough.

"Estoy triste por irme", dijo Ramírez. "Esta siempre será mi casa, pero será sólo un poco diferente".

Los Marlins están intercambiando estelares, igual que lo hicieron después de sus campeonatos en 1997 y 2003. El presidente David Samson aseguró que este éxodo es diferente.

"Pienso que una liquidación llega después de una victoria en la Serie Mundial", dijo el miércoles. "No sé por qué habría que llamar liquidación al intercambio de jugadores de un equipo que está teniendo un rendimiento tan bajo. Por eso creemos que estamos haciendo todo lo que podamos para ganar más partidos".

El plazo para realizar canjes sin poner antes transferibles a los peloteros vence el próximo martes, y varios astros, incluidos el japonés Ichiro Suzuki, el dominicano Wandy Rodríguez y Kevin Youkilis se han mudado ya a clubes que aspiran a la postemporada.

Un día antes, los Marlins cedieron a dos venezolanos, el lanzador Aníbal Sánchez y el pelotero de cuadro Omar Infante, quienes militarán en Detroit. A cambio, los Tigres entregaron al promisorio lanzador Jacob Turner y a dos peloteros de las ligas menores.

Ahora, Miami ha firmado un pacto con otro club que aspira a los playoffs.

Ramírez, de 28 años, batea para .246, con 14 jonrones y 47 impulsadas. Está muy lejos de la mejor temporada que ha tenido, la de 2009, cuando tuvo un promedio de .342 con 24 vuelacercas y 106 impulsadas. El toletero, electo para el Juego de Estrellas, se mudó de campocorto a antesalista esta temporada, a fin de hacerle un espacio a su compatriota José Reyes, recién adquirido.

Tanto Ramírez como los Marlins han decepcionado este año. Miami cayó el martes 4-3 ante Atlanta, para quedar en una foja de 45-52.

Los Dodgers perdieron 8-2 en San Luis y están dos juegos y medio detrás de San Francisco, el líder de la División Oeste de la Liga Nacional. Los Angeles tuvo un comienzo estupendo de campaña pero luego se ha metido en una mala racha que lo desbancó de la punta.

Ramírez podría jugar en cualquier posición en la izquierda del cuadro con los Dodgers. Dee Gordon está actualmente en la lista de los lesionados por la ruptura de un ligamento en el pulgar de la mano derecha y quedaría fuera hasta mediados de agosto. Además, Gordon batea sólo para .229 con 17 producidas.

Los Dodgers no han recibido mucha producción de su bateo. El dominicano Juan Uribe tiene apenas .190 de promedio, con dos jonrones y 17 remolcadas, mientras que otros compañeros han tenido también una contribución discreta.