España y Francia afirmaron hoy que los tipos de interés actuales de los bonos españoles "no reflejan los fundamentos de la economía española, su potencial de crecimiento y la sostenibilidad de su deuda pública".

Así lo dijeron en una declaración conjunta los ministros de Economía de España, Luis de Guindos, y de Finanzas francés, Pierre Moscovici, al final de su reunión en París.

Además, agregaron que "la pronta implementación" del programa de asistencia financiera a España "es esencial para restaurar la confianza y las condiciones para el crecimiento".

Los ministros explicaron que en su reunión conversaron sobre "la situación en la zona euro" y coincidieron en que "la asistencia financiera a España para la recapitalización de sus instituciones financieras (...) es un paso clave para restaurar la confianza en el sistema financiero español".

Agregaron que esa asistencia es importante para "reforzar la estabilidad financiera de la zona euro".

"La recapitalización de las instituciones financieras, acompañada de un plan de reestructuración en profundidad de las instituciones concernidas, permitirán restaurar la confianza y contribuir al buen funcionamiento de los canales de financiación de la economía", según la declaración conjunta.

En el texto se recuerda que "el Gobierno español ha puesto en marcha, al mismo tiempo, reformas profundas, en línea con las recomendaciones del Consejo Europeo, en particular en el ámbito de la política presupuestaria (incluido el nivel de las comunidades autónomas) y reformas del mercado de trabajo".

Los dos ministros declararon además que confían "plenamente" en que la aplicación del programa de asistencia financiera "será una contribución esencial a que España vuelva al camino del crecimiento sostenible".

Ambos dijeron que existe el compromiso de los dos países de "implementar plena y rápidamente las decisiones adoptadas en el Consejo Europeo del 28 y 29 de junio".

"Nuestra estrategia común para la estabilidad de la zona euro incluye la adopción antes de fin de año de un mecanismo integral de supervisión para los bancos de la zona euro que implique al BCE", manifestaron.

"Esperamos las propuestas de la Comisión de aquí a septiembre y nos comprometemos a una negociación rápida. Este mecanismo de supervisión abrirá la vía a recapitalizaciones directas con condicionalidad apropiada", dijeron De Guindos y Moscovici, que no comparecieron ante la prensa tras su reunión en la capital gala.