El Consejo de Seguridad de la ONU celebró hoy "avances" en Somalia, dijo que la transición ha entrado en una fase "decisiva" y urgió a las partes a concluir el proceso el 20 de agosto según la hoja de ruta acordada el año pasado.

"Urgimos a las instituciones federales de transición y a los firmantes de la hoja de ruta a redoblar sus esfuerzos para completar los objetivos en la fecha fijada", afirmó en un comunicado la presidencia de turno del Consejo, que este mes ostenta Colombia.

El embajador colombiano, Néstor Osorio, leyó un comunicado que se acordó por unanimidad en el máximo órgano internacional de seguridad después de que sus quince miembros recibieran un informe del representante especial de la ONU para Somalia, Augustine Mahiga.

"La transición ha entrado en una fase decisiva, con menos de un mes para su fin, y damos la bienvenida a los reciente progresos que se han hecho de la hoja de ruta, incluida la publicación del borrador para una nueva Constitución", indicó.

El Consejo aprobó hoy una resolución patrocinada por Reino Unido con la que se prorroga hasta el 25 de agosto de 2013 el mandato del Grupo de Supervisión y pide al secretario general que tome "lo antes posible" las medidas administrativas necesarias para materializarlo.

Asimismo, se comprometen a investigar operaciones portuarias que puedan generar ingresos a los rebeldes de Al Shabaab, grupo que EE.UU. incluye en su lista de organizaciones terroristas, y actividades que generen ingresos para cometer violaciones de derechos humanos.

La resolución condena las corrientes de armas y municiones que entrar en Somalia y Eritrea en violación de los embargos y deplora todos los actos de violencia, abusos y violaciones, cometidos contra civiles, incluidos niños.

Según los miembros del Consejo, la mejor manera de alcanzar "la paz, la seguridad y el desarrollo económico" del pueblo de Somalia es a través de instituciones "representativas y responsables" que lleven a cabo un proceso "transparente".

Asimismo, dio la bienvenida a los recientes éxitos militares de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) y de las fuerzas del Gobierno de transición y subrayó la importancia de establecer "con rapidez" sistemas de gobernanza legítimas en esas zonas.

Los quince miembros del Consejo celebraron también la selección de los 825 miembros que formarán parte de la Asamblea Nacional Constituyente, que se reunieron por primera vez este miércoles, al considerar que ayudará a concluir el proceso de transición.

Sin embargo, expresaron su "seria preocupación" por el hecho de que sigan sin cumplirse los plazos acordados recientemente en Addis Abeba y el proceso de Garowe, "incluida la elección de los miembros del Parlamento" somalí.

También reiteraron su preocupación por la falta de transparencia en el manejo de las finanzas e hicieron un llamamiento para que se acaben las apropiaciones indebidas de fondos "que minan la capacidad de las autoridades de ofrecer servicios a la población".

Asimismo, reiteraron su compromiso con el proceso de transición en Somalia y mostraron su determinación de tomar medidas contra individuos y entidades que amenacen la paz y la seguridad "incluso después de cumplirse los plazos para la transición en agosto".

La resolución aprobada hoy incluye también un compromiso para presentar por conducto del comité, y "a más tardar en treinta días", dos informes finales, uno sobre Somalia y otro sobre Eritrea para que los examine el Consejo de Seguridad.

El máximo órgano internacional de seguridad volvió a recordar la importancia de la cooperación regional para resolver el conflicto en el país africano, así como el diálogo para promover una paz y estabilidad "duradera" en Somalia.

"Las próximas semanas son una oportunidad sin precedentes para que se cumplan las ambiciones del pueblo somalí de alcanzar la paz y la prosperidad a través de una transición transparente", concluyó el Consejo de Seguridad.

Precisamente hoy tuvo lugar en la sede de Naciones Unidas la reunión del XII plenario del Grupo de Contacto contra la piratería en las aguas frente a las costas de Somalia (GCPCS), bajo la presidencia de España.

El plenario del GCPCS se encarga de coordinar los esfuerzos que está haciendo la comunidad internacional en la lucha contra la piratería en el Océano Índico y orienta dichos esfuerzos para incrementar su eficacia.